visita

MUJER SIN CADENAS es un blog de "Crisálida Perenne", que es una marca registrada de acuerdo a las leyes mexicanas.

México

México

MUJER SIN CADENAS: 2o. lugar Categoría Gráficos del Premio Mujer y Publicidad 2011

AVISO IMPORTANTE

AVISO IMPORTANTE

Página Web Crisálida Perenne

domingo, 31 de julio de 2011

¡¡HAZLOS VALER!!: Mujer, estos son nuestros principales derechos.



"La mujer vive presa en la imagen que la sociedad masculina le impone; 
por tanto, sólo puede elegir rompiendo consigo misma ... 
si se atreve a amar, a elegir, si se atreve a ser ella misma, 
debe romper esa imagen con que el mundo la encarcela"
…Octavio Paz 

Los derechos humanos son derechos inherentes a nuestra naturaleza, y sin los cuales no podemos vivir como seres humanos. 

Ciertamente, los Derechos Humanos en sus contextos de igualdad y dignidad, suponen que entre varón y mujer no existe diferencia alguna, ya que ninguno debe considerarse más o menos que el otro. 

Es un hecho innegable que la condición jurídica de la mujer a nivel mundial, ha logrado cambios fundamentales, como resultado del tiempo y de las modificaciones sobrevenidas en las costumbres sociales y políticas de la humanidad y, en gran parte, debido a la influencia y desarrollo mundial de los movimientos liberacionistas femeninos. 

Poco a poco ha quedado atrás la época de la sumisión y del servilismo, el advenimiento de una nueva era exige la observancia plena de los Derechos Humanos sin distinción de sexo, edad u otras circunstancias; a pesar de ello, debemos reconocer que la violencia aún se da en contra de las mujeres y esto es un signo grave por su constante presencia y por las repercusiones que este fenómeno acarrea. 

Las mujeres, a través de las distintas épocas, hemos desplegado grandes esfuerzos de reflexión y acción, en la búsqueda de lograr el reconocimiento expreso y específico de nuestros derechos humanos. Definitivamente, la ignorancia es fuente directa de los abusos que se convierten, en muchas ocasiones, en la violencia de los derechos humanos de las mujeres. 

A nivel internacional, la Declaración Universal de Derechos Humanos de 1948, constituye el instrumento jurídico que de manera universal, protege los derechos de hombres y mujeres; principios que recogen la mayor parte de las Constituciones de los países, así como otros convenios internacionales. 

Recordemos la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948: 

"Artículo 2. 1. Toda persona tiene todos los derechos y libertades proclamados en esta Declaración, sin distinción alguna de raza, color, sexo ...." 

"1. No existen las diferencias entre hombres y mujeres." 

Esta afirmación parte de lo jurídico, y aunque es cierto que ambos sexos poseen características y necesidades distintas, esto no significa ser inferior, ni pretender señalar a la mujer como un ente débil o vulnerable. 

Legalmente tenemos los mismos derechos y obligaciones. Los derechos humanos son de carácter universal, lo cual implica que corresponden a todas las personas. 

La mujer tiene derecho, en condiciones de igualdad, al goce y a la protección de todos los derechos humanos y libertades fundamentales reconocidos por los instrumentos regionales e internacionales de derechos humanos. Asimismo, las mujeres tienen derecho a vivir en un sistema social en el que no existan relaciones de poder basadas en el género, a una vida libre de violencia (en el ámbito público y privado), a vivir sin discriminación alguna, a ser valoradas y educadas sin estereotipos de conductas y prácticas sociales y culturales basadas en conceptos de inferioridad y subordinación entre los sexos, a contribuir en el desarrollo y el bienestar de la sociedad y a participar en igualdad de condiciones que el hombre en las esferas política, económica, social, cultural o de cualquier otra índole.


Además de estos derechos vinculados a la igualdad y no discriminación, por su condición de mujer tiene derechos específicos relacionados, en particular, con su sexualidad, la reproducción y la protección de la maternidad.



Para poder defender nuestros derechos es necesario conocerlos, de lo contrario, 
facilitamos a otros a que no los respeten....

¡¡CONÓCELOS Y EXÍGELOS!!

Tus Derechos Humanos como mujer son: 

GENERALES 
  • Recibir un trato igualitario ante la ley, y respeto en los servicios médicos. 
  • Tener un empleo digno y un pago justo. 
  • Recibir una educación que no te discrimine. 
  • Informarte y decir lo que piensas libremente. 
  • Reunirte y asociarte legalmente con quién tú quieras. 
  • Decidir cuántos hijos quieres tener, cuándo y con quién. 
  • Actuar libremente y que se respete tu vida privada. 
  • No aceptar humillaciones, golpes, castigos ni maltratos. 
  • Elegir o ser elegida para ocupar cualquier puesto público. 
  • Recibir los beneficios de la cultura y los avances científicos. 
  • Estar y sentirte bien física y emocionalmente. 
  • Vivir en un medio ambiente saludable 
  • Decidir respecto a su vida sexual. 
  • Ser respetadas física, sexual y psicológicamente. 
  • Denunciar todo ataque sexual del que sea objeto. 
  • Proteger su patrimonio y el de sus hijos. 
  • Expresar libremente sus opiniones. 
  • Derecho a la intimidad y privacidad. 
EN MATERIA FAMILIAR 
  • Tomar libremente la decisión de contraer matrimonio al tener la edad legal y fundar una familia. 
  • Decidir en pareja el número y espaciamiento de sus hijos. 
  • Compartir conjuntamente con la pareja las responsabilidades familiares incluidas la crianza y educación de los hijos. 
  • Reclamar alimentos para sí y sus menores hijos cuando el padre no cumpla con sus obligaciones familiares, aunque viva en el mismo domicilio. 
  • Reclamar la parte que legalmente corresponda en el caso de disolver la sociedad conyugal. 
  • Conservar la patria potestad o custodia legal de los hijos cuando legal o judicialmente se le conceda. 
  • En su caso, solicitar el divorcio necesario. 
  • Demandar la separación de bienes conyugales y disponer de su parte, aún cuando no demanden el divorcio. 
  • Tratar de común acuerdo con la pareja todos los asuntos de índole familiar. 
  • Reclamar ante un Juez Civil el reconocimiento de la paternidad cuando el padre de un hijo suyo se niegue a reconocerlo. 
  • Pedir que se declare cuál es el patrimonio familiar que no podrá enajenarse ni embargarse, aunque el esposo enajene sus bienes o sea embargado. 
  • Gozar de los mismos derechos y prerrogativas que tu pareja en el matrimonio. 
  • Decidir de manera libre, responsable e informada sobre el número y espaciamiento de tus hijos 
  • Tomar decisiones dentro del hogar en igualdad en igualdad de condiciones que tu cónyuge, independientemente de la contribución económica que cada quien aporte. 
  • Realizar los trabajos domésticos de manera equitativa entre todos los miembros de la familia. 
  • Que tu trabajo en la casa y el cuidado de los hijos sean reconocidos como contribución económica al sostenimiento del hogar. 
  • Desempeñar cualquier actividad, trabajo o profesión siempre y cuando sean lícitos. 
  • Desempeñar igualmente con tu cónyuge la patria potestad, la guarda y la custodia de las hijas e hijos. 
  • Constituir un patrimonio de la familia sobre tus bienes, para la protección de sus miembros. 
EN CASO DE DIVORCIO: 
DERECHO A LA EDUCACIÓN Y AL DESARROLLO

Nadie puede prohibirte que asistas a la primaria, secundaria, preparatoria y universidad por el hecho de ser mujer. No importa si es tu padre, tu madre, tus hermanos o tu esposo quien te lo impida, esas personas están violando tu derecho a la educación. 

Cuando violan tus derechos, sobre todo cuando se trata de tu derecho a la educación y a trabajar, están pisando tu derecho al desarrollo, a superarte como ser humano y como mujer. En México la ley establece que tanto hombres como mujeres pueden trabajar en lo que deseen, siempre y cuando no cometan delitos. 

DERECHO A LA SALUD

Cuando un hombre o mujer te prohíben ir al médico para que te revise, viola tu derecho a la salud. Nadie está autorizado para impedirte que acudas con el ginecólogo (médico que atiende a las mujeres), el hecho de hacerlo pone en riesgo tu vida porque puedes tener alguna enfermedad propia de las mujeres, como cáncer de mama, cérvico uterino, complicaciones en tu embarazo, entre otras enfermedades mortales que se pueden prevenir y curar cuando las descubren a tiempo. 

DERECHOS SEXUALES Y REPRODUCTIVOS 
  • Decidir si quieres o no tener hijos, cuándo los quieres tener y con quién. 
  • Decidir cuándo y con quien tener relaciones sexuales. No es justo para ti que por presiones de tu pareja o de tu familia hagas algo que no deseas hacer, sobre todo cuando te obligan a tener relaciones o te prohíben protegerte (mediante el uso del condón para hombres o para mujeres) de enfermedades de transmisión sexual como el SIDA, el Virus de Papiloma Humano, sífilis, gonorrea, entre otras muchas infecciones. 
  • Decidir respecto a su vida sexual, es decir, respecto de cuando desean y cuando no desean tener relaciones sexuales, y negarse a practicas sexuales que les desagraden o lastimen.
  • Denunciar todo ataque sexual de que sean objeto; ser atendidas inmediata, respetuosa y diligentemente por los funcionarios de las agencias del Ministerio Público, como los agentes, los médicos, los trabajadores sociales, los policías y los peritos.
  • Esperar que se les brinden servicios de justicia gratuitos y completos, que incluyan tratamiento contra enfermedades venéreas y terapia tendiente a curar los traumas físicos y emocionales producidos por alguna agresión.
  • Ser informadas con claridad respecto del proceso; consultadas cuando, a fin de perseguir un delito que denunciaron , se requiera revisar su persona o sus ropas, y tratadas con todo respeto a su dignidad y pudor durante la revisión.
  • Exigir que los funcionarios de la administración de justicia no prejuzguen su dicho.
  • Recibir orientación respecto de como exigir a su victimario la reparación del daño.
DERECHO A NO SER VÍCTIMAS DE VIOLENCIA 

La violencia tiene muchas caras, puede presentarse en forma de golpes que lastiman tu cuerpo, cuando te dicen palabras que te hacen sentir mal o cuando te niegan el dinero del gasto, o visitar a tus amigos y familiares, te tocan sin que lo desees o te obligan a prácticas sexuales que te ofenden, etcétera. La ley te protege cuando alguien es violento contigo porque tienes derecho a que te respeten, recuerda que eres un ser humano y no una cosa con dueño puede tratarla como le dé la gana. 

DERECHO AL TRABAJO

Nadie tiene derecho a prohibirte ganar dinero mediante un trabajo legal, tampoco los patrones tiene derecho a pagarte menos por ser mujer, estar casada, embarazada o tener hijos. Si te piden que te hagas una prueba de embarazo para contratarte o te niegan el trabajo por estar embarazada, están violando tu derecho al trabajo. 

Si estás embarazada, la ley te protege para que nadie te obligue ha realizar trabajos que pongan en riesgo tu vida y tu salud o la de tu bebé, también lo hace en el caso de que te pidan favores sexuales para tener el empleo. 
  • Derecho a escoger el trabajo que más le convenga. 
  • Derecho a igual remuneración que los hombres, por igual trabajo. 
  • Ser protegidas durante el embarazo y en el ejercicio de su maternidad. 
  • Exigir que no se les niegue el trabajo solicitado, ni se les despida del que tiene, o nieguen o reduzcan su salario por estar embarazadas. 
  • Ser atendidas durante el embarazo y el parto con respeto y cuidado. 
  • Tener dos descansos de media hora cada uno durante el día, para alimentar a sus hijos lactantes. 
  • Gozar de salario íntegro de seis semanas de descanso anteriores y seis posteriores al parto para reponerse y atender al recién nacido. 
  • No realizar ningún examen clínico sin su conocimiento o consentimiento, debiendo ser confidencial el resultado. 
  • Recibir el pago integral de indemnizaciones, pensiones, etc. 
  • Un trabajo justo y digno. 
  • Elegir libremente un empleo o profesión que no estén prohibidos. 
  • Igualdad de remuneración, protección y prestaciones sociales que a los hombres. 
  • Recibir un salario por tu trabajo igual o mayor al mínimo de acuerdo a la ley. 
  • Un trabajo libre de hostigamiento sexual por parte del patrón o de cualquier otra persona que labore en la misma fuente de trabajo. 
  • Participar libremente en la organización sindical que tú elijas. El patrón no te puede obligar a afiliarte a ningún sindicato. 
  • Solicitar empleo sin necesidad de entregar negativo de gravidez. 
  • Conservar tu empleo en caso de estar embarazada. 
  • Disfrutar de un descanso de seis semanas anteriores y seis posteriores al parto, co0nservando íntegro tu salario y tus derechos adquiridos. 
  • Dos reposos extraordinarios, de media hora cada uno, durante la lactancia, para alimentar a tu hija o hijo, en el lugar adecuado e higiénico que designe la empresa. 
  • Evitar en caso de embarazo los trabajos que exijan un esfuerzo considerable o signifiquen un peligro para la salud tuya o del producto de la concepción.  
DERECHO DE ACCESO A LA JUSTICIA
Significa la garantía de que sus derechos serán respetados frente a los ataques de los que pueda ser objeto. Implica la adecuación de la ley o de los mandatos constitucionales, la imparcialidad y buena organización de la justicia, así como del cumplimiento del orden constitucional y legal en cualquier acto de autoridad.


DERECHO A LA PARTICIPACIÓN POLÍTICA

En nuestro país las mujeres tenemos derecho a votar para elegir a nuestros gobernantes y también a participar en la política para ser electas en cualquier puesto político y público. Nos convertimos en ciudadanas cuando cumplimos 18 años, a partir de esa edad podemos ejercer nuestro derecho al voto y a ser electas. 

DERECHO A UN MEDIO AMBIENTE SANO

Tenemos derecho a participar en las acciones sociales y políticas que ayuden a preservar la naturaleza para vivir en un mundo limpio y sano. Pero el medio ambiente no sólo tiene qué ver con el cuidado de la naturaleza, sino también con la toma de decisiones propias y colectivas que permitan tu desarrollo. 

DERECHO A USAR LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN 

Tienes derecho a expresar tus ideas y opiniones sobre cualquier tema, siempre y cuando no agredas o dañes a los demás, a través de los medios de comunicación (radio, televisión, periódicos, revistas, internet) sin que nadie te prohíba expresarte ni te condicione a ejercer este derecho a cambio de regalos o promesas. 

DERECHOS DURANTE EL EMBARAZO:
  • Ser protegida durante sus embarazos y en el ejercicio de su maternidad.
  • Ser atendidas por el personal de salud, en caso de enfermedad, de embarazo de parto, con respeto y cuidado y de acuerdo con sus necesidades.
  • Ser consultadas sobre si desean que se les aplique un método anticonceptivo y ser respetadas cualquiera que sea su decisión al respecto.
  • Exigir que sus derechos laborales no queden condicionados por la renuncia a la maternidad, es decir que no se les niegue algún trabajo que soliciten, ni se les despida del que ya tengan, por estar embarazadas
  • Tener dos descansos de media hora cada uno durante la jornada de trabajo para alimentar a sus hijos lactantes.
  • Gozar, con la percepción de un salario integro, de seis semanas de descanso anteriores y seis posteriores al parto para reponerse y atender a los recién nacidos.
  • Recibir las prestaciones que otorguen a las madres las normas especificas y los contratos colectivos de trabajo.
DERECHO A DECIR NO

Es el derecho que consiste en decir sencillamente “No” ante cualquier petición que no nos agrade, para que nadie nos manipule, cuando nos sentimos agredidas o porque simplemente NO queremos. La palabra “sencillamente” se refiere a que no hace falta darle muchas vueltas para decir ciertas cosas, ya que basta con un rotundo NO.

Cuando decimos NO a una persona, situación, petición o cualquier circunstancia, tenemos el derecho de que se respete nuestra decisión.

GARANTÍAS JUDICIALES
  • Denunciar todos los ilícitos cometidos en su perjuicio o en el de sus hijos. 
  • Demandar ante los tribunales las acciones civiles o familiares que pretendan. 
  • Defenderse de toda demanda en su contra y presentar toda clase de pruebas. 
  • En el caso de ser inculpada, a tener un abogado o persona de confianza quien la defienda. 
  • Solicitar fianza para obtener su libertad en los casos de ley. 
  • Si es internada en el CERESO o Comisaría, que se ubique en áreas o celdas propias para mujeres; si es menor de edad en zonas especiales para menores infractores. 
  • Como víctima de delitos a recibir atención legal, médica o psicológica en forma oportuna, por personal capacitado e idóneo; igualmente a ser informada en cuanto a la reparación del daño y cómo reclamar su pago o indemnización. 
  • Como visitantes de familiares presos, a ser revisadas con respeto a su pudor y dignidad. 
  • Ser tratada respetuosamente por los servidores públicos de manera inmediata, diligente y en forma gratuita. 
  • No ser objeto de golpes, vejaciones, tortura e incomunicación cuando sea detenida. 
  • Que cualquier servidor público que te atienda se identifique oficialmente. 
  • Recibir una atención respetuosa y pronta, por parte de las personas que laboran en la Procuraduría General de Justicia, como Agentes, Médicos, Trabajadores sociales, Policías y Peritos. 
  • Que los agentes del Ministerio Público y todo funcionario de Gobierno te brinden una atención respetuosa, digna y eficiente, sin amenazas, humillaciones ni maltrato. 
  • Denunciar a cualquier persona que te maltrate o abuse sexualmente de ti.  (Ver órdenes de protecciónhttp://mujersincadenas.blogspot.com/2011/07/orden-de-proteccion-medida-legal-para.html )
  • Denunciar a cualquier persona que te agreda, aunque sea un integrante de tu familia, cuando de ella recibas violencia física, emocional o sexual. 
  • Si necesitas atención médica, en salud sexual y reproductiva, puedes solicitar que el prestador del servicio de salud sea de tu mismo sexo, y a recibir información veraz y completa sobre los efectos secundarios del tratamiento. 
  • Si has sido víctima de algún delito, debes recibir todos los servicios de justicia en los que se incluya un tratamiento especializado para retribuir tus derechos violados. 
  • En caso de que seas detenida por la autoridad competente, se te debe dar un trato SIN violencia física o psicológica. Tienes derecho a llamar a alguien de tu confianza y a que se respete tu integridad. 
  • Que tu dignidad humana sea respetada siempre, independientemente de tu apariencia física, etnia, sexo, edad, capacidades diferentes, condición social y económica, condiciones de salud, religión, opiniones, preferencias sexuales, embarazo o estado civil. 
  • Interponer una queja ante la Comisión de Derechos Humanos del Estado y ante la Secretaría de Contraloría y Desarrollo Administrativo, en el caso de que algún servidor público viole tus derechos. 

Es así, que entre los conceptos mujer y violencia, existe una vinculación muy íntima, porque aunque parezca obvio que los derechos humanos de la mujer están teórica y formalmente contenidos en el concepto de derechos humanos, nuestro mundo cotidiano revela una realidad  contradictoria. 

Una gran cantidad de países, recogen en sus Constituciones, el principio de igualdad de derechos entre mujeres y hombres, por lo que se dice que no existen normas discriminatorias; sin embargo, cuando se hace un análisis integral de los sistemas jurídicos, queda claramente evidenciado que existe igualdad en teoría y desigualdad en la práctica, por lo que la igualdad sigue siendo una quimera para la gran mayoría de las mujeres del mundo. 

En la realidad se produce una gran cantidad de actos violatorios a los derechos humanos de la mujer.

Principales actos violatorios a los derechos humanos de las mujeres en el mundo: 

Violaciones al derecho a la integridad personal: 
  • La violencia física, psíquica, sexual y económica, que acontece en las relaciones de pareja y en la familia, que en la mayoría de los casos terminan en homicidio, suicidio o feminicidio; 
  • El abuso sexual y el estupro, especialmente los incestuosos; 
  • La violencia social a nivel de la comunidad en general, incluidas las violaciones, los abusos sexuales, el hostigamiento e intimidación sexuales en el trabajo, en instituciones educativas, en la administración de justicia y en otros ámbitos; 
  • La prostitución forzada y el tráfico y la esclavitud de niñas y mujeres; 
  • El asesinato de mujeres, especialmente los practicados por maridos, ex-maridos, convivientes y enamorados; 
  • Las mutilaciones genitales de que son objeto millares de mujeres en el mundo, por razones religiosas sin fundamento alguno; 
  • La utilización de la violación sistemática de la mujer como arma de guerra en los conflictos armados; 
  • La esterilización forzada, el aborto forzado, la utilización coercitiva o forzada de anticonceptivos, el infanticidio de niñas y la determinación prenatal del sexo; 
  • La impunidad de los agresores y las absoluciones fundamentadas en conceptos legitimadores de la opresión de la mujer por parte del hombre. Un hecho relevante, es que no obstante la mujer es víctima de la violencia en el hogar, en el trabajo, en la sociedad, es también la principal promotora de la paz. 
Violaciones al derecho a la libertad: 
  • Violaciones a la libertad del desarrollo de la personalidad, pues desde el nacimiento, las mujeres son limitadas en su desarrollo en todos los ámbitos, a través de una influencia cultural que estimula la dependencia, subordinación y discriminación, así como el pleno ejercicio de sus derechos como persona. 
  • Violaciones a la libertad de expresión, conciencia, religión, reunión, asociación y movilización, pues se espera que la mujer subordine su pensamiento y sus acciones a los del hombre, sea éste su padre, esposo, amante, hermano, hijo. 
  • Violaciones a la libertad de movimiento fuera del matrimonio, cuando el esposo o compañero no permite a la mujer que trabaje, estudie o salga sin su autorización. 
  • Control de la sexualidad y del cuerpo de la mujer. En muchos países, las mujeres no pueden decidir sobre el número de hijos, ni el momento en que desea tenerlos o no, y en muchos casos, requieren para esterilizarse autorización del compañero o esposo, y si es soltera se le niega el derecho a esterilizarse, no obstante, el hombre sí puede hacerse una vasectomía en cualquier momento y sin autorización de la mujer. El resultado de todas estas violaciones, es que se limitan las oportunidades de desarrollo de la mujer y además, se pone en peligro sus vidas. 
Violaciones al derecho a la igualdad: 
  • Se producen violaciones en el acceso al sistema judicial y a la administración de justicia, especialmente en los casos de violación, abuso sexual y violencia intrafamiliar, donde los procedimientos son inadecuados y hay un gran desconocimiento del manejo de este tipo de situaciones por parte de los funcionarios/as y en la mayoría de los casos, las víctimas resultan victimarias, al ser cuestionadas y consideradas culpables de la violencia ejercida en su contra. 
  • Se viola el derecho a la igualdad, cuando se niega o se limita el acceso de la mujer a la toma de decisiones y al poder político en igualdad de derechos y oportunidades con el hombre. 
  • Se viola el derecho a la igualdad cuando se da un trato desigual o discriminatorio en la legislación o en los tribunales de justicia. 
De los señalamientos anteriores, es que se produce entonces, la estrecha relación entre mujer y violencia, por ello, se hace necesario trabajar en una reformulación de la legislación, dando énfasis en los derechos humanos de las mujeres, elaborando y promulgando nuevas leyes no sólo en el ámbito penal, sino también en el civil, administrativo y de procedimiento, así como capacitar y castigar a los servidores públicos que no actúen de forma imparcial, expedita y honesta. Las acciones deben estar destinadas a prevenir, erradicar y sancionar la violencia contra la mujer en todas sus formas y expresiones. 

Las mujeres debemos defender nuestros derechos. Es necesario conocerlos, pero sobre todo, saber qué significan. Los derechos consagrados en la Constitución, leyes y tratados internacionales, hacen que la autoridad se obligue a reconocerlos y preservarlos.

Cuando son vulnerados por servidores públicos estatales o municipales, y se traten de actos u omisiones administrativas que de ellas provengan dando lugar a la violación de los derechos humanos, cualquier persona podrá entonces presentar su queja contra las mismas. 

¡¡DENUNCIA!!

Si alguien ha violado alguno de ellos, no lo dudes, acércate a solicitar orientación y pon tu queja. 

El camino no es fácil, pero debes recorrerlo. 

Las autoridades y servidores públicos deben cumplir con lo que las leyes, tratados y acuerdos nacionales e internacionales establecen. 

Si acudes a ellas y no cumplen con sus funciones, también debes denunciarlos.

Para hacer valer tus derechos, acude a las instancias correspondientes (en la barra derecha de este blog aparecen las más importantes). 

Otras instancias que pueden servirte:



MUJER:


Ser mujer en el mundo de hoy, no es tarea fácil. Constituye un gran desafío en la larga lucha por el pleno reconocimiento y vigencia de nuestros derechos, en el que hemos tenido que superar con valentía, inteligencia y paciencia una infinidad de obstáculos, muchos de los cuales subsisten todavía; pero, no por ello debemos detenernos. Es necesario seguir ese proceso de lucha por obtener y ejercer todos nuestros derechos en un ambiente de equidad. 

Para lograrlo, las mujeres debemos atrevernos a romper definitivamente las cadenas que todavía nos atan a la sumisión, subordinación y dependencia. 

Si sufres cualquier agresión o menoscabo de tus derechos (incluidos los de tus menores hijos), podrás reclamarlos ante las autoridades competentes para exigirles protección y justicia. 








3 comentarios:

  1. No porque lo sea, sino porque en realidad no conozco otra palabra que signifique tanto y reúna tantas emociones como "MUJER", ya que es madre, hija, compañera, amiga, todo..... por ese simple hecho debemos ser respetadas y amadas
    Sarita te felicito, eres un ejemplo en todo lo que engloba el significado de ser " MUJER "

    ResponderEliminar
  2. CRISÁLIDA, QUÉ ARTÍCULO TAN HERMOSO Y LLENO DE INFORMACIÓN, ME ENCANTA TODO LO QUE DICES, OJALÁ LLEGUE EL DÍA, ESPERO NO MUY LEJANO DE QUE TODO ESTO SEA UNA REALIDAD, GANADA con tanto esfuerzo y por generaciones Me llegó al alma, hasta creí por un momento que estaba en el paraíso. Felicidades, un abrazo muy fuerte y mis mejores deseos

    ResponderEliminar
  3. las mujeres deben de luchar por sus de derechos nunca deben de quedarse calladas

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

¡No te pierdas esta historia!

¡No te pierdas esta historia!
Paga por PayPal y en efectivo por OXXO

¿DIVORCIO A LA VISTA? ¡PREPÁRATE!

Nuestro perfil en Facebook

Nuestro perfil en Facebook
Noticias y Actualizaciones diariamente

Dale LIKE y ÚNETE

Dale LIKE y ÚNETE
Fan Page

Visita el blog Crisálida, una esperanza perenne...

Visita el blog Crisálida, una esperanza perenne...
Con más artículos informativos

GUATEMALA: ¡DENUNCIA!

ARGENTINA

CHILE

URUGUAY

ESPAÑA

No lo maquilles!

Cristina Siekavizza (Reportaje sobre su desaparición)

Mindy Rodas: ejemplo brutal de violencia contra la mujer

TWITTER

Artículo en Mujeres Publimetro

Mi colaboración en Mujer Af

Google+ Badge