MUJER SIN CADENAS: 2o. lugar Categoría Gráficos del Premio Mujer y Publicidad 2011

AVISO IMPORTANTE

AVISO IMPORTANTE

AMOR NO ES VIOLENCIA

AMOR NO ES VIOLENCIA
Comunidad en facebook

Noticias y Actualizaciones en Facebook

Página Web Crisálida Perenne

Dale LIKE y ÚNETE

Pregunta y Asesórate

Translate

sábado, 26 de marzo de 2011

Personalidad del típico hombre abusador


Esta entrada la dedico a todas aquellas mujeres que  han hecho el favor de escribir y  narrarme sus experiencias con hombres controladores, manipuladores, maltratadores y violentos....¡¡que no valen la pena!!. Agradezco su confianza y, créanme, lamento cada una de las historias que he leído y que han tenido la amabilidad  de compartirme. A todas ellas, ¡¡admiro su valor y fortaleza!! Ya saben, mi historia no es tan diferente...he vivido y padecido, al igual que muchas de ustedes, episodios de violencia emocional, psicológica, económica, física y sexual. Es más, debo confesar que al escribir esta entrada, estuve a punto de incluir las imágenes de dos "hombres" que ejercieron violencia contra mi persona (ambos denunciados ante la justicia). Digo, si  la entrada de esta ocasión trata sobre "hombres abusadores", qué mejor opción que ilustrarla con verdaderos ejemplares de tipos agresores....pero lo dejaré para otra ocasión.

Los abusadores son  hombres de todos los orígenes étnicos, edades, discapacidades, religiones, niveles económicos y culturales. Sin embargo, existen algunas características en común que pueden ayudarnos a identificar si un ser amado está en peligro...o bien, nosotras mismas.

El abusador usualmente piensa que es fuerte, superior, independiente, auto-suficiente y muy masculino. Las características de un  abusador, así como las tácticas de control y sometimiento que utilizan son únicas.

Recordemos que cada persona es diferente, como lo han sido sus experiencias de vida, y un abusador puede presentar determinadas características personales que no tenga otro abusador.

Los siguientes comportamientos están asociados con los hombres que abusan de sus parejas en circunstancias generales. 

Propicia el involucramiento rápido fingiendo ser "encantador"
Inicialmente él  muestra a la mujer (próxima víctima de sus pésimas intenciones) alabanza, amor desmedido, adoración, detalles  y atención. Su cortejo es dulce e intenso, lleno de frases como: “Eres lo mejor que me ha pasado” o "Eres lo que más me importa en el mundo".

Un indicador de una personalidad abusadora es el estar extremadamente ansioso por estar involucrado en una relación exclusiva. El potencial abusador dice frases como: “Nunca había sentido esto por nadie”, y “Tú y yo somos el uno para el otro”. El abusador necesita a alguien de manera desesperada y presionará a la mujer para lograr una relación. No es poco común que una pareja en esta situación se comprometa o empiecen a vivir juntos después de un periodo muy breve de noviazgo.

Es excesivamente celoso (celotipia)
En las primeras etapas de una relación, el abusador puede mostrar señales de celos. Él ve en otros hombres una amenaza para la relación, y  acusa a la mujer de coquetear con todos: desde su hermano hasta el cartero. “Sé que lo estás mirando.” La ironía es que muchas veces él es quien está con otra mujer.

El abusador puede estar celoso del tiempo que la pareja pasa lejos de él. En tanto la relación progresa, el abusador puede llamar frecuentemente o aparecer de manera inesperada. El abusador puede verificar el kilometraje del auto, pedir a los amigos que vigilen las actividades de la pareja o seguirla personalmente. Un abusador puede decir que sus celos son una señal de su amor. Los celos no son amor, son una señal de inseguridad y posesividad y es un indicador de una personalidad controladora.

La celotipia  refleja su excesiva inseguridad y miedo. No le importará restringir  los derechos y la libertad de su pareja.

Es controlador y manipulador
Al principio, el comportamiento controlador puede parecer como preocupación por la seguridad de la pareja o por el uso de su tiempo. Es posible que el abusador esté enojado si la pareja regresa “tarde” del trabajo o de otra actividad. La pareja puede ser cuestionada sobre sus actividades y sus conversaciones. En tanto progresa este comportamiento, el abusador puede no permitir que la pareja tome decisiones sobre la casa, la ropa, los gastos, los hijos, etc. La pareja puede no tener acceso al dinero y tal vez tendrá que pedir permiso para salir.

Él conoce cómo detectar los puntos débiles de su mujer, y utiliza la vulnerabilidad y dolor de su pasado para darse ventaja. “Eras abusada de niña porque eres tan fea.”

Él quiere saber a dónde va y con quién anda su pareja. Muchas veces se rehusará a permitirle volver al trabajo, porque cree que “conocerá a alguien más”.
 
Tiene expectativas no realistas
El abusador puede convertirse en dependiente de su pareja para todas las necesidades de la vida. El abusador esperará que la pareja sea perfecta como persona, amante y amiga. El abusador es demandante; ordena y exige, no pide.

El abusador puede esperar que su pareja se encargue de todas las necesidades, emocionales y domésticas, y puede decir cosas como: “Si tú me amas, eso es todo lo que necesito” o “No podría vivir sin ti”.

Ejerce el aislamiento
Un abusador trata de aislar a su pareja de todos sus círculos afectivos posibles. El que la mujer pase ratos con amigos puede dar pie a acusaciones de infidelidad y las relaciones cercanas con la familia pueden ser consideradas demasiado controladoras o demandantes: “Tu familia nos causa muchos problemas. No quiero que los veas más.

La gente que anteriormente eran parte del sistema de apoyo de la víctima pueden ser acusados de tratar de “causar problemas en nuestra relación”. La mujer puede estar limitada o vigilada en su uso del teléfono, computadora y vehículo.

Culpa a Otros
Los abusadores  no toman responsabilidad de sus propios problemas ni de sus acciones. Si el abusador es alguien que está desempleado constantemente, es posible que alguien más sea culpado por “hacerles mal” o por “tratar de hacerles daño”. El abusador puede cometer errores y decir que es  culpa de la pareja. La víctima puede ser culpada por prácticamente todo lo que sale mal, sin importar lo ridícula que sea la acusación.Él nunca tiene la culpa, podrá expresar:  “Tú me hiciste pegarte.”

 Proyecta sus emociones
El abusador puede sentirse insultado fácilmente y decir que sus sentimientos fueron lastimados cuando en realidad está actuando sólo a partir de su ira. El tropiezo más ligero puede ser interpretado como un ataque personal. El abusador puede gritar y quejarse de  las "injusticias" que padece y de las cosas que le han pasado; cosas que son parte de la vida normal. Por ejemplo: tener que trabajar horas extras, recibir una multa de tráfico, recibir una queja por sus molestos hábitos o pedir que ayude con las tareas del hogar.

Manifiesta crueldad hacia animales o niños
Los abusadores pueden castigar brutalmente a los animales o ser insensibles a su nivel de comprensión, a su dolor y a su sufrimiento. También pueden esperar que los niños hagan cosas que están más allá de su capacidad. Un abusador puede golpear a un niño de dos años por mojar el pañal o burlarse del niño hasta hacerlo llorar. Puede ser que no permita que el niño coma en la mesa, o que lo obligue a quedarse encerrado en su cuarto toda la noche. El 60% de los hombres que golpean a sus parejas también golpean a sus hijos.

Usa la fuerza y la dominación durante el sexo
El abusador puede gustar de aventar a su pareja o mantenerla inmovilizada durante los encuentros sexuales, para que la mujer esté sin poder hacer nada. El abusador puede decirle a su pareja que está "jugando" o que es "divertido". El abusador puede mostrar poca consideración por la disposición o no disposición de su mujer para tener un encuentro sexual. El abusador puede mostrarse molesto o furioso para manipular a su pareja para que ceda. El abusador puede empezar el acto sexual mientras la mujer duerme o demandar el acto sexual aún durante una enfermedad de su pareja.

Aplica el abuso verbal
El abusador hace comentarios o "chistes" crueles, que hieren y que degradan a la víctima e incluso puede insultarla. El abusador puede menospreciar los logros de su pareja y decirle que es una persona estúpida, incapaz de funcionar independientemente. El abusador puede  despertar a su pareja con un abuso verbal o no dejarla dormir para nada. Humillará y denigrará:  “Eres estúpida, gorda y, una cualquiera desagradable. Nunca me podrás dejar. Ningún otro hombre te querría.

Es egocéntrico y estricto en cuanto a los estereotipos sociales
Un abusador puede insistir en mantener roles sociales rígidos. Por ejemplo, un abusador puede creer que los hombres van a trabajar en tanto que las mujeres deben quedarse en casa y que es obligación de la mujer servir y obedecer al hombre. El abusador  considera al sexo opuesto como inferior.

Cree que todo el mundo se mueve a su alrededor. Reclama que es trabajo de la mujer satisfacer cada necesidad. Él es el jefe y, ella la esclava indigna. Para él es vigorizante saber que es el centro de atención.

Tiene personalidad cambiante
Muchas víctimas están confundidas por los repentinos cambios de estado de ánimo del abusador. El abusador puede ser  muy dócil y bueno en un minuto, y  explosivo en el siguiente minuto. La impulsividad y los cambios de estado de ánimo son típicos de los abusadores y se relacionan con otras características como la hipersensitividad, la baja tolerancia, el temperamento explosivo. Cualquier incidente menor desatará su agresión. 
 Es experto en la intimidación emocional
Un abusador puede usar cualquier tipo de intimidación o chantaje, como amenazas, altos tonos de voz o expresiones faciales para obtener los resultados que busca.

Por ejemplo, se sale del cuarto cuando la víctima está hablando, o grita más fuerte que ella, la ignora u organiza a otros miembros de la familia o conocidos para que se pongan en contra de la víctima despreciándola o criticándola.

Usa castigos y recompensas para manipular emocionalmente a la víctima. La subestima, minimiza sus necesidades y sentimientos o le muestra indiferencia. Se rehúsa a disculparse, pues cree que siempre tiene la razón.

Tiene antecedentes violentos
Familiares o ex esposas pueden decir si un hombre ha sido abusivo en el pasado. El abusador puede admitir el comportamiento previo, pero puede decir que era  culpa de la otra mujer. Recuerda, las circunstancias de una situación NO son causa de la personalidad abusiva. Ún hombre que fue abusador, lo es en el presente y lo será en el futuro sin causa específica.

Atemoriza a la mujer
El romper posesiones apreciadas es algo que puede ser utilizado como castigo, pero es también utilizado para aterrorizar y someter a la pareja. El abusador puede golpear sobre las mesas o lanzar objetos cerca de ella. Este comportamiento se utiliza para manipular y controlar a la mujer.

Agrede físicamente
En una discusión, un abusador puede sujetar a la pareja en contra de su voluntad. Todo tipo de uso de fuerza, como el sostener contra el piso, el empujar, el apretar las muñecas, el inmovilizar físicamente o el prevenir que la pareja salga de un cuarto, son demostraciones de control e indicadores de un comportamiento abusivo e indignante.

Se hace la víctima
El abusador finge estar indefenso. Piensa que si no consigue lo que quiere, él es la víctima; y usa el disfraz de víctima para vengarse o hacer que la mujer parezca tonta o "loca". A menudo los abusadores reclaman ser la víctima para evitar que la policia los encuentre culpables. Él puede afirmar que ella es la violenta. Demostrará heridas defensivas, como rasguños o mordeduras, y reclamará que ella lo atacó a él. O relatará que las marcas fisicas que ella tiene fueron causadas cuando él estaba tratando de detenerla para que no se dañara a si misma.

Mostrará arrepentimiento sin sinceridad
Él jurará que nunca “te humillará o te golpeará otra vez”. Se mostrará generoso, te dará algunos regalos, te invitará a algún lado que te gusta y hasta llorará para mostrar su "arrepentimiento"...

...Pero a menos de que reciba ayuda profesional y rinda cuentas, es muy improbable que cambie. Al contrario, su comportamiento será cada vez peor, violento y sumamente peligroso.


Las características descritas anteriormente son una guía. No todos los abusadores presentan todas al mismo tiempo. Algunos podrían presentar más de 2 y eso es indicativo de que se trate, sin excusa, de un abusador con gran potencial para utilizar la violencia física al extremo.

Entre más comportamientos se presenten es más seguro que el hombre sea un abusador.

En algunos casos, un abusador puede exhibir sólo uno o dos de los comportamientos identificables, pero de forma  exagerada. Por ejemplo, el abusador puede mostrar celos extremos por cosas sin importancia y puede justificar su comportamiento como una señal de amor o preocupación. Esto puede ser halagador al principio, pero con el tiempo, el comportamiento puede volverse más severo para dominar y controlar, y llegar a extremos peligrosos y hasta fatales.

El abuso ocurre siempre que la mujer permita que ocurra.  Es importante comprender que la víctima  juega un rol esencial en una relación abusiva. Si no pones límites desde el inicio, podrías sufrir serias consecuencias. Si corres peligro...

¡¡Aléjate de tu abusador y denuncia!!

5 comentarios:

  1. Hola, me encantó la publicación y me pareció muy importante difundirla, espero no se molesten pues la puse en nuestro blog para que las mujeres de mi país también puedan saberlo, si les molesta que lo haya copiado lo quito del blog : http://mujereschinchudas.blogspot.com/2011/07/violencia-de-genero.html

    Gracias y mi mas sincera admiración.

    ResponderEliminar
  2. Hola mujeres.chinchudas, al contrario, gracias a tí por tus lindos comentarios y por colaborar en la difusión de este tipo de información...

    Gracias por mostrar tu preocupación ante esta problemática y, sobre todo, por tus palabras...

    Reciban (tú y tu hermoso país) un enorme abrazo!!!

    ResponderEliminar
  3. es increible la clase de violencia que existe en contra de la mujer me perece muy bien que halla este tipo de blogs y alviertan a todas las mujeres sobre que clase de violencia puede tener sin darse cuenta de que se esta tratando de una violencia lan violencia puede ser se tipo psecologico y no fisico

    ResponderEliminar
  4. Hola, me encantó la publicación y espero poder utilizarla al igual que las imágenes también para difundir la información con mis amigas, ya que me he dado cuenta de que algunas sufren de este tipo de violencia y no hacen algo por miedo o simplemente costumbre.

    ResponderEliminar
  5. Me encanto, con esto confirmo que efectivamente si fui maltratada, porque a mi me educaron de tal forma que, o cabresteas o te ahorcas palabras de mi mama, de mi abuela y de mi bisabuela, pero al final me di cuenta, despues de 21años y medio que no tengo porque tolerar ni engaños, ni mentiras, menos abusos y pido el divorcio, lo cual ha sido mas benificioso al menos para mis hijos y para mi, ha sido mas sano, vivo mas tranquila, y bueno le doy gracias a dios que aun me tiene aqui sana y salva!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

¿DIVORCIO A LA VISTA? ¡PREPÁRATE!

¡CONSÚLTALA!: BREVE GUÍA SOBRE PENSIÓN ALIMENTICIA EN MÉXICO

LIBRO INCAUTA

VIOLENCIA ECONÓMICA: Delito machista encubierto

¡LIBÉRATE!: Si no te respeta, no vale la pena

ULTRAJANTES Y ABORRECIBLES: 31 tipos de violencia más comunes contra las mujeres y las niñas

Mutilación Genital Femenina

CLAMOR E INDIFERENCIA: México se desangra por sus mujeres

Amor No es Violencia

ALERTA DE VIOLENCIA DE GÉNERO: Mecanismo negado a las mexicanas

ALTO a la Violencia Sexual

ALTO a la Violencia Sexual
Las mujeres NO somos objetos

SORORIDAD: Un llamado urgente a la unión entre mujeres

16 BONDADES DEL POLE FITNESS

16 BONDADES DEL POLE FITNESS
Atrévete a romper con el estigma y fortalece tu cuerpo y tu autoestima

EN EL DÍA DEL PADRE: Los buenos, los ausentes, los tóxicos y las frases

EN EL DÍA DEL PADRE: Los buenos, los ausentes, los tóxicos y  las frases
Además, las madres que también son padres

¿Me quiere, no me quiere?: 28 señales que indican cuando ya NO te quieren

La pesadilla de la Princesita

La pesadilla de la Princesita
Una historia más de violencia

25 de Noviembre: 34 afiches para reafirmar nuestro derecho a vivir sin violencias

¡DESENGÁÑATE! Los príncipes azules son absurdos, nocivos y ficticios

LOS LÍMITES DEL AMOR: Guía reflexiva para aprender a amar sin renunciar a lo que somos

Alas de amor, vida, esperanza, fortaleza y libertad: 30 frases de Paulo Coelho

Como una flor en la adversidad

Como una flor en la adversidad
Algunas reflexiones y enseñanzas de mi madre

Ciudad Juárez: Imperio de injusticia para las mujeres

Sin Ellas No Estamos Todos: Javier Juárez

TATUAJES FEMENINOS EN LA HISTORIA

TATUAJES FEMENINOS EN LA HISTORIA
50 mujeres destacadas

¡LEE Y TOMA ACCIÓN!: 16 libros de violencia contra las mujeres

BARBARIE SOLAPADA: Crímenes de "honor"

¡MONSTRUOS REALES!: 12 hombres famosos y maltratadores

GUATEMALA: ¡DENUNCIA!

ARGENTINA

CHILE

URUGUAY

ESPAÑA

TWITTER