visita

MUJER SIN CADENAS es un blog de "Crisálida Perenne", que es una marca registrada de acuerdo a las leyes mexicanas.

México

México

AVISO IMPORTANTE

AVISO IMPORTANTE

Página Web Crisálida Perenne

lunes, 14 de octubre de 2013

MUJER Y DINERO: De la feminización de la pobreza o de cómo el neoliberalismo exacerba todo tipo de violencia contra las mujeres (PARTE 1)





Casi todos los días, si no es que todos, oigo a mujeres y hombres de mi trabajo hablar de cómo la situación actual les está dificultando satisfacer, mínimamente, sus necesidades. Un día sí y otro también veo las distintas formas en que las mujeres nos las arreglamos para poder sostenernos a nosotras y a nuestras familias en esta situación tan difícil que el patriarcado ha creado y que nos ha hecho creer que es natural e inevitable...”la mano invisible del mercado…”, Adam Smith dixit. El capitalismo y, actualmente, su versión más feroz e inhumana, el neoliberalismo o, como le llaman algunas personas, el corporativismo es una creación humana que se apropia de toda la riqueza del planeta que es gratuita y para todos los seres vivos – no sólo l@s human@s – para luego vender, desde lo más elemental para sobrevivir hasta lo suntuario para lo cual crea una necesidad. 



Según Engels, en su obra “El origen de la familia, la sociedad privada y el estado” la monogamia, que “curiosamente” surge a la par de la esclavitud y de la propiedad privada, nace con la finalidad de asegurarse de que la herencia quedara en manos de los hijos legítimos del dueño de las tierras que ya tenían excedentes (porque él seguía practicando la poligamia si es que tenía suficiente riqueza). A partir de entonces, las mujeres quedaron confinadas al ámbito de lo privado, de lo doméstico, de lo invisible, de lo “intrascendente” y, por supuesto, al margen de La Historia, con mayúsculas y de la riqueza – también con mayúsculas. A partir de entonces, las mujeres perdieron todo derecho a decidir sobre sus riquezas, sus cuerpos, su sexualidad y su fertilidad y su destino personal y se convirtieron en incubadoras de los preciados genes del señor, en esclavas o en prostitutas. 



Ese fue el inicio del comercio de todo y, por supuesto, de los seres humanos (mujeres, niños, esclav@s: todos ellos parte de la familia pues recordemos que la palabra “Familia” viene de “famulus”= sirviente o esclavo. Los sirvientes eran criados por las personas a quienes servían en el cultivo de las tierras y el cuidado de los animales que aprendieron a domesticar). El modelo económico conocido como capitalismo ha ido endureciéndose hasta llegar a lo que, como grupo humano, sufrimos hoy con el neoliberalismo.



Te sugiero que veas el vídeo “The Corporation” http://www.youtube.com/watch?v=Bkr-paaAYJ8



Aunque podría pensarse que esta situación vulnera a todos por igual, lo cierto es que, debido a la forma en que está estructurada la sociedad patriarcal, al lugar asignado a la mujer en la lógica del patriarcado, las mujeres salimos, para variar, más agraviadas pues si convenimos en que el capitalismo tiene como objetivo la ganancia ante todo y por encima de todo y si recordamos que para este modelo todo es una mercancía, la mujer - que siempre ha sido, para el patriarcado, un objeto - se convierte, hoy, en una suculenta mercancía con la que hacen jugosos negocios proxenetas, dueños de los más variados negocios, dueños de maquiladoras; como, por ejemplo, “empresas” de Sonora, México que, por cierto, actualmente se anuncian tanto en Internet como en periódicos locales ofreciendo grandes ganancias semanales y en dólares por hacer manualidades desde casa y por contactar a las mujeres con compañías norteamericanas que se interesan en este esquema de trabajo. Como cada vez hay más mujeres a la cabeza de las familias y, aunque estén viviendo en pareja, deben aportar a la casa, son presa fácil de estas “oportunidades”.



Te cuento cómo lo hacen: solicitan cierta cantidad de dinero como “inscripción” al programa. En ocasiones, después de que pagan la supuesta inscripción no se vuelve a saber de ellos; en otras, te envían la muestra – por la que ya pagaste – y constantemente te la devuelven pues nunca queda como ellos la solicitan (por supuesto, cada vez que la mandas, eres tú quien paga por el envío) ¿y qué hacen con todas las muestras “defectuosas” que envían las mujeres y que nunca se les pagan? 



Control y expropiación de la sexualidad de la mujer; no es casual el escandaloso florecimiento del vergonzoso “negocio” del comercio sexual (¿así o más descarnado?). Una nota del periódico mexicano La Jornada, del día de hoy, domingo 13 de octubre de 2013 comenta que la trata de migrantes es una próspera actividad en México al ser detectadas empresas-fachada para su explotación sexual o laboral, aprovechándose de la condición de indocumentadas que viven mujeres de países centroamericanos. 



El capitalismo neoliberal, es un modelo económico y cultural altamente jerarquizado y excluyente, donde predominan de manera creciente los intereses y valores de las grandes empresas multinacionales en detrimento de la satisfacción de las necesidades básicas y del respeto más elemental hacia las personas más vulnerables del sistema (mujeres, ancianas y niñas).



Como ya te había contado en entregas anteriores, este modelo económico usufructúa el trabajo reproductivo de las mujeres que asegura gran parte de la acumulación de capital.



Una consecuencia del Neoliberalismo es el debilitamiento los estados nacionales de bienestar y los trabajadores son cada vez más marginados y excluidos, cada vez perdemos más y más derechos y, en el caso de las mujeres, la situación llega a un punto en que no pueden controlar sus medios de producción ni su fertilidad ¿Te has dado cuenta del regreso a las visiones de ultraderecha acerca del cuerpo de las mujeres? Por más que en los medios se las muestre semidesnudas y como accesibles objetos sexuales que tienen total control de sus cuerpos, lo cierto es que se sigue discutiendo (como si ellas no pudieran pensar) acerca de si tienen o no derecho a decidir sobre su sexualidad, su derecho a decidir si quieren ser madres o no en un determinado momento de su ciclo vital ¿No te llama la atención cómo esas buenas conciencias se desgarran las vestiduras ante la posibilidad de la interrupción de un embarazo, “protegen” esas vidas intrauterinas y gritan que se cometerá asesinato y, en cuanto la criatura nace, se voltean para otro lado y se desentienden del destino de esa vida ya nacida que, en general, será una vida de hambre, explotación y violencia?



Como dice la chilena Ximena Valdés “El patriarcado en su versión neoliberal y globalizado acentúa sus significados clásicos: el individualismo, el divorcio entre lo público y lo privado, la desigualdad natural de género. Como valores del orden, no están en discusión. Se aceptan, si se quiere vivir y por esta razón se excluye a todo aquel que no los acepte o luche contra ellos”


Al desmantelar al Estado de Bienestar, la salud, los cuidados de la gente mayor y de los menores recaen en ellas al ser consideradas actividades culturalmente asignadas a las mujeres, lo que provoca una gran carga de trabajo para ellas, agotamiento y mayores posibilidades de enfermedades.

Ana Elena Obando (2006), refiere, a propósito de la división del trabajo que “Las responsabilidades familiares hace a las mujeres más vulnerables a la precarización de los empleos, ya que muchas veces deben aceptar trabajos de peor calidad, con menor protección laboral y de seguridad social, a cambio de flexibilidad para compatibilizar trabajo doméstico y trabajo remunerado. Esto permite transformar esta vulnerabilidad de las mujeres en parte de la estrategia desreguladora del mercado de trabajo… 


….. La discriminación de las mujeres asegura una mano de obra barata para un conjunto de actividades y formas de relación laboral necesarias para el funcionamiento de la economía global: manufactura y agricultura de exportación, servicios de apoyo a las empresas globales y servicios personales en las ciudades globales” 



Finalmente, hace alusión a las consecuencias de la desaparición de los sistemas de salud y de pensiones, en especial si consideramos, como ya lo hablamos en otros artículos, que las mujeres sobreviven a los varones un promedio de siete años. “…En el caso de la jubilación, cuando se ha adoptado el sistema de los fondos individuales, el hecho de que las mujeres gocen de una mayor esperanza de vida, da por resultado pensiones más bajas, aumentando la pobreza de las mujeres mayores”. 



Hechos y Cifras 



El 98% de las riquezas de la tierra están en manos de los hombres y sólo el 2% pertenece a las mujeres. 



Las 225 "personas" más ricas del mundo, que son hombres, acumulan el mismo capital que los 2.500 millones más pobres. De esos 2.500 millones más pobres, el 80% son mujeres. 



Se gastan en armamento 780.000 millones de dólares frente a los 12.000 millones que se gastan en la salud reproductiva de las mujeres. 



En la prostitución infantil, el 90% son niñas y los beneficiarios en un 100%, hombres. 



Las guerras convierten a las mujeres en esclavas sexuales. En Kosovo por ejemplo, las mujeres fueron vendidas a sus proxenetas y estaban obligadas a recibir treinta clientes por noche, en su mayoría soldados y mandos de la OTAN, así como miembros de las ONGs. 



Fuente: Victoria Sendón de León, Conferencia pronunciada en Madrid organizada por la Plataforma de Derechos Humanos de las Mujeres, 20 de Abril del 2001 



“En cuanto al trabajo visible de las mujeres. La entrada de considerables contingentes de mujeres al mercado global de trabajo en unas condiciones de sobreexplotación difíciles de imaginar en el mundo desarrollado es una de las condiciones de posibilidad de aplicación de las políticas neoliberales. La importancia numérica de mujeres en las maquilas o zonas francas vinculadas al vestido y al montaje electrónico significa que hay sectores económicos ocupados mayoritariamente por mujeres. 



Hay que señalar además que la globalización de las políticas neoliberales lejos de dejar un saldo positivo para las mujeres, significa mucho más trabajo gratuito y mucho más trabajo mal pagado; además, la lógica excluyente implícita en el neoliberalismo ha empobrecido más a los pobres, que en su mayoría son mujeres. Todos los datos avalan empíricamente la idea largamente sostenida por el feminismo de la feminización de la pobreza” 



. Olga Lucía Ramírez, el 10 de octubre del 2006, en nota de prensa decía: "Debemos pensar el mundo con ojos de mujer" 



Con la fiereza del neoliberalismo, y con él, el debilitamiento del estado, la suerte de las mujeres (y de todas las personas, en general) resulta del cambio de percepción de ciudadanas y ciudadanos a clientes y objetos (¿te has fijado que por todos lados se dice que, para ser empleables, debemos saber “vendernos”? ¿Has oído cómo en escuelas y consultorios ya no se les llama, respectivamente, estudiantes y pacientes sino “clientes”? 



Hasta aquí, por hoy. 

Manda tus comentarios y continuaremos con este tema la siguiente semana.



 ((()))

¡No te pierdas esta historia!

¡No te pierdas esta historia!
Paga por PayPal y en efectivo por OXXO

¿DIVORCIO A LA VISTA? ¡PREPÁRATE!

Nuestro perfil en Facebook

Nuestro perfil en Facebook
Noticias y Actualizaciones diariamente

Dale LIKE y ÚNETE

Dale LIKE y ÚNETE
Fan Page

Visita el blog Crisálida, una esperanza perenne...

Visita el blog Crisálida, una esperanza perenne...
Con más artículos informativos

GUATEMALA: ¡DENUNCIA!

ARGENTINA

CHILE

URUGUAY

ESPAÑA

No lo maquilles!

Cristina Siekavizza (Reportaje sobre su desaparición)

Mindy Rodas: ejemplo brutal de violencia contra la mujer

TWITTER

Artículo en Mujeres Publimetro

Mi colaboración en Mujer Af

Google+ Badge