visita

MUJER SIN CADENAS es un blog de "Crisálida Perenne", que es una marca registrada de acuerdo a las leyes mexicanas.

México

México

MUJER SIN CADENAS: 2o. lugar Categoría Gráficos del Premio Mujer y Publicidad 2011

AVISO IMPORTANTE

AVISO IMPORTANTE

Página Web Crisálida Perenne

lunes, 18 de abril de 2011

Mitos que justifican el maltrato contra las mujeres...¡NO CREAS EN ELLOS!


Los mitos o falsas creencias sobre la violencia contra las mujeres, son utilizados con el único fin de justificar, minimizar, ocultar  y evadir el tema que, dia con dia, se incrementa a nivel mundial. La máxima expresión de la violencia contra las mujeres son los feminicidios, y las estadísticas no mienten, son sumamante elevados.

La violencia de género debe considerarse como un ejercicio de poder y de control de los hombres contra las mujeres. La violencia de género es un delito y la única persona responsable es el agresor.

La sociedad continúa manteniendo ciertas actitudes acerca de las mujeres y sus roles principales. Suele juzgar a las mujeres maltratadas justificando el uso de la violencia, aludiendo a la posible provocación de éstas. Las mujeres interiorizan estos roles y estereotipos que son aceptados en muchos ámbitos sociales, y que favorecen y justifican la conducta del maltratador.

La violencia contra las mujeres no tiene barreras de clase, educación, sexualidad, cultura, raza ni edad, es decir, que no existe un perfil de mujer víctima de la violencia doméstica sino que cualquier mujer, sólo por el hecho de ser mujer, puede sufrirla. No es cierto que  este problema solo se genere en gente  inculta, con escasos recursos o que afecte principalmente a las clases bajas.

Por lo que respecta a los maltratadores, no son fácilmente reconocibles. En la mayoría de las ocasiones, los maltratadores tienen una buena imagen pública, son incluso seductores y es en el ámbito privado donde se sienten legitimados para ejercer la violencia.

A continución revelaré los mitos más comunes en referencia a:
la violencia doméstica
las mujeres maltratadas
los hombres agresores

MITOS SOBRE LA VIOLENCIA DOMÉSTICA:

“La conducta violenta es algo innato, que pertenece a la esencia del ser humano"
FALSO. La violencia se aprende por modelos familiares y sociales. Pero también se pueden aprender maneras no violentas de manejar los problemas, sobre todo, respetando a las mujeres.

“El maltrato psicológico no es tan grave como el físico”
FALSO. El abuso psicológico y emocional puede ser más dañino que el físico y provocar gran desequilibrio integral en la mujer.

"Si se tienen hijos, hay que aguantar los maltratos por el bien de ellos"
FALSO. Ser testigos de violencia doméstica tiene consecuencias graves sobre el bienestar emocional y la personalidad de las niñas y de los niños, máxime si se tiene en cuenta que es probable que estas niñas y niños reproduzcan esta misma situación cuando establezcan relaciones de pareja en la edad adulta, ya que aprenden que la violencia es un medio legítimo para solucionar conflictos. Ante una relación de pareja sembrada de violencia, la opción más responsable hacia el bienestar de las niñas y niños es alejarlos de esa situación. Tampoco se puede olvidar que alrededor de la mitad de los varones que maltratan a su pareja, maltratan también a sus hijas e hijos.

"La violencia doméstica es una pérdida momentánea de control"
FALSO. Las agresiones NO son consecuencia de una explosión de ira incontrolable, sino que son actos premeditados que buscan descargar la tensión y sentirse poderosos dominando a la víctima. Además, las agresiones no suelen ser aisladas, sino hechos repetidos y frecuentes.

"Los casos de violencia familiar son muy aislados. No representan un problema grave"
FALSO. Los casos que existen incluyendo las denuncias que se realizan sólo representan una pequeña parte de la realidad. Las personas expertas en violencia doméstica afirman que sólo se denuncian alrededor del 10% de los casos.

"Lo que ocurre dentro de una pareja es un asunto privado; nadie tiene derecho a meterse"
FALSO. No es un asunto privado ya que es un delito contra la libertad y la seguridad de las mujeres. Los delitos jamás son cuestiones privadas, y menos aún cuando las víctimas no están capacitadas para defenderse. La violencia intrafamiliar es un problema de todos. Todos debemos detenerla. El agresor, no por ser parte de la familia tiene derecho a agredir y dañar, esto está mal y es ilegal, las víctimas deben tener y sentir el apoyo social para que de esta manera pierdan el miedo y se decidan a denunciar.

"La violencia doméstica sólo ocurre en familias sin educación o que tienen pocos recursos económicos"
FALSO. La violencia intrafamiliar se produce en todas las clases sociales, sin distinción de factores sociales, raciales, económicos, educativos o religiosos.
Es muy probable que las mujeres pertenecientes a capas sociales medias y altas no recurran a los Centros de Ayuda  y no presenten denuncias por sentirse presionadas a no hacer pública una situación que afectaría negativamente a su estatus social. Las mujeres con mayores recursos buscan apoyo en el ámbito privado, cuanto mayor es el nivel social y educativo de la víctima, sus dificultades para develar el problema son mayores. Es evidente, que la esposa o compañera sentimental de un hombre con una vida pública prestigiosa se sienta muy presionada a ocultar la violencia doméstica.
 Las mujeres maltratadas de menores recursos económicos son más visibles debido a que buscan ayuda en las entidades estatales y figuran en las estadísticas. Suelen tener menores inhibiciones para hablar de este problema, al que muchas veces consideran "normal".  Sin embargo, debemos tener en cuenta que la carencia de recursos económicos y educativos son un factor de riesgo, ya que implican un mayor aislamiento social.

"Es más aceptable la violencia que se da entre personas cercanas que la que se da entre extraños"
FALSO. Es cierto que todas las parejas tienen conflictos y momentos de enfrentamiento, pero esto no significa que sea "normal" llegar a la amenaza, la humillación y las palizas. De todas formas, en los casos de maltrato instaurado desde hace tiempo, no se trata de peleas por un hecho concreto, sino que la violencia del agresor es depredadora, no reactiva, funciona por sí misma, independientemente de la conducta de la mujer o de las circunstancias que se presenten.
Además, la violencia ejercida por personas cercanas y con las que se tienen vínculos afectivos, a diferencia de la ejercida por personas extrañas, provoca sentimientos de indefensión y humillación mucho más intensos. 

“Cuanto más se quiere a una mujer más se la controla y cela”

FALSO. Esta idea está ligada especialmente a los noviazgos violentos, donde inicia una relación que podría ser destructiva para la mujer. Debe erradicarse la idea de que los celos son muestras de amor...es una falacia. Son una forma de control, una demostración de inseguridad y una manera de justificar la violencia.



“El maltrato a la mujer es fruto de algún tipo de enfermedad mental”

FALSO. En menos del 10% de los casos es consecuencia de una enfermedad mental. Aunque está demostrado que después de producirse la violencia aparecen problemas psicológicos en las víctimas.

“El maltrato puede acabar por sí solo con el paso del tiempo”
FALSO. Un agresor no cambiará su conducta violenta por sí mismo. Necesita ayuda profesional, terapia a mediano o largo plazo y estar conciente del daño que causa a su alrededor. El maltrato no disminuye sino que es más probable que aumente.

Frases absurdas:
 “No te metas, es la vida de ellos”.
 “No puedo creerte ¿No estarás exagerando?”, “En estos casos hay mucha manipulación”.
.“Hable con él y vengan los dos a terapia, no se preocupe que los problemas de pareja se tratan y tienen solución”.
 “Ella es capaz de provocarlo todo el tiempo hasta que lo hace perder el control y explota”.
 “Eres una masoquista. Si tú quisieras ya habrías terminado con todo esto”.
 “Es el inconveniente de tener un marido prestigioso. Su vida es su marido, sus hijos y su casa. Sea más paciente, trate de hablarlo. Usted es su mujer y tiene que ayudarlo”.

MITOS SOBRE LAS MUJERES MALTRATADAS:

“Quien bien te quiere te hará llorar”
FALSO. Quien bien te quiere te hará feliz, y tendrá en cuenta tus sentimientos, opiniones y necesidades.

“Cuando una mujer se casa es para siempre”
FALSO. Una mujer tiene todo el derecho de poner fin a su matrimonio si así lo decide, y más aún si está sufriendo maltrato de su pareja. La dignidad de una mujer está por encima de cualquier "amor".

  "Un hombre no maltrata porque sí; ella también habrá hecho algo para provocarle"
FALSO. Esta creencia es una de las más arraigadas y supone afirmar que la mujer es la responsable del comportamiento violento del hombre. Supone afirmar que la víctima es en realidad la culpable o por lo menos que no hay víctimas. La cuestión fundamental es que el hombre agresor siente como una provocación el que la mujer tenga y exprese sus propios deseos y opiniones y se comporte según los mismos. Los especialistas que tratan a agresores afirman que estos hombres basan su autoestima en su capacidad para controlar y dominar, y por lo tanto sólo se sienten satisfechos cuando consiguen la sumisión. De todas formas nadie tiene derecho a pegar, insultar, o amenazar a otra persona, sea cual sea la excusa que se ponga para ello. Ninguna mujer merece ser maltratada o golpeada. Los golpeadores comúnmente culpan de su comportamiento a frustraciones menores, al abuso de alcohol o drogas, a que tuvieron un mal día, a sus celos enfermizos o a lo que su pareja pudo haber dicho o hecho. La violencia, sin embargo, es su propia elección.

La violencia intrafamiliar no puede ni debe estar justificada en ningún caso, cualquiera que sean las circunstancias. El maltratador siempre será un agresor y la mujer maltratada su víctima.

"Si una mujer es maltratada continuamente, la culpa es suya por seguir conviviendo con ese hombre"
Esta es otra falsa creencia que responsabiliza a la mujer de la situación de malos tratos y por lo tanto culpa a la víctima.Generalmente cuando una mujer trata de defenderse, es golpeada con mayor fuerza, a nadie le gusta ser amenazada o golpeada, existen razones sociales, culturales, religiosas, económicas que mantienen a las mujeres dentro de la relación. El miedo es otra de las razones que las hace permanecer en sus hogares. Los peores episodios de violencia suceden cuando intentan abandonar a su pareja. Los golpeadores tratan de evitar que las mujeres se vayan a través de amenazas de lastimarlas o de lastimar a sus hijos o a ellos mismos. También influyen las actitudes sociales, tales como la creencia de que el éxito del matrimonio es responsabilidad de la mujer y que las mujeres dañan a sus hijos si los privan de su padre, sin importar cómo actúe él. La mujer maltratada reprime su rabia e intenta evitar las agresiones adoptando comportamientos totalmente pasivos como el de someterse a los deseos del hombre, darle la razón y no cuestionarle.

Las razones por las que una mujer maltratada decide seguir conviviendo con su agresor son múltiples y variadas, y es muy importante conocerlas para no caer en la actitud de culpar a la víctima. De forma muy escueta, estas son algunas de estas razones:
  • Creer que en realidad su pareja no quiere hacerle daño, que en el fondo la quiere y que si la maltrata es sólo porque tiene problemas.
  • Creer que su pareja cambiará (es muy frecuente que el agresor después de una paliza se sienta arrepentido y le jure que no volverá a hacerlo).
  • Creer que ella es responsable del maltrato, que lo provoca con su comportamiento, que si se porta "bien", él no la maltratará.
  • Creer que sus hijos sufrirán emocional y económicamente si ella se separa.
  • Creer que no es capaz de vivir (emocional y económicamente) sin su pareja.
  • Miedo a que su pareja la agreda gravemente o incluso la mate si se separa. (Desafortunadamente es un miedo muy real).
  • Vergüenza a hacer pública su situación de maltrato.
“Si una mujer ama y comprende suficientemente a su marido, logrará que él cambie y deje de maltratarla”
FALSO. El problema del maltratador no es falta de cariño y comprensión de su pareja. Para que “pueda” cambiar es imprescindible que acuda a tratamiento psicológico.

“Cuando una mujer dice “no”, en realidad quiere decir “sí”"
FALSO. Cuando una mujer dice NO quiere decir NO. Nunca significa “a lo mejor” o “quizás más adelante”.

Frases absurdas:
“Si es una pesada, no me extraña que el marido se harte y le dé dos guantazos. Con esa actitud, ella se lo busca”
“¿Qué hace usted señora que lo molesta y  lo irrita tanto?
“Las mujeres, muchas veces, son las peores”.
“Las mujeres necesitan un golpe a tiempo para que se eduquen”.
“Siempre están peleando, pero siguen juntos. No tienen arreglo”.
“Tienes que volver a tu casa. Piensa en tu vida y en la de tus hijos. Tienes que ser más responsable.”
“Necesitan a su lado a alguien superior y más fuerte para que las respeten”.
“Señora, trate de no darle motivos. Nadie se pone así porque sí”.
“Es que ella no hace nada bien”
“Déjala, siempre se arrepiente de contrariarme, pero sabe que no puede vivir sin mi”.
“Es una mujer que no tiene tiempo ni capacidad para pensar en  cosas importantes”
“Gano más que ella y pretende decidir de igual manera que yo”.

MITOS SOBRE LOS HOMBRES VIOLENTOS:

"Los hombres que maltratan lo hacen porque tienen problemas con el alcohol u otras drogas"
FALSO. Así se suelen justificar muchos maltratadores, evitando de esa forma hacerse responsables de sus actos. Es cierto que el consumo excesivo de alcohol incrementa la violencia, pero este hecho no les exime de su responsabilidad. No todos los hombres que tienen problemas con el alcohol pegan y maltratan a sus parejas. El alcohol y las drogas son factores de riesgo, ya que reducen los umbrales de inhibición. La combinación de modos violentos para la resolución de conflictos con adicciones o alcoholismo suele aumentar el grado de violencia y su frecuencia, pero muchos golpeadores no abusan ni de las drogas ni del alcohol y muchos abusadores de drogas o alcohol no son violentos. Son dos problemas separados que deben ser tratados por separado.

"Los hombres que agreden a sus parejas están locos"
FALSO. La locura, por definición, conlleva no tener contacto con la realidad, no percibir la realidad, a  no darse cuenta de lo que se hace... y este no es el caso de los agresores. Especialistas afirman que sólo un 5% de los hombres que maltratan a sus parejas presentan graves trastornos psicopatológicos.
Sin duda alguna, una persona que, para autoafirmarse, maltrata a otras tiene dificultades para canalizar su malestar y frustración. Pero esto no significa que no sea responsable de sus actos o que padezcan de alguna enfermedad mental. El problema es la violencia que deciden ejercer al menor incidente, de forma razonada y justificada por ellos.

"Los hombres que agreden a sus parejas son violentos por naturaleza"
FALSO. Es muy frecuente que los hombres que maltratan a sus parejas no sean violentos con otras personas. Incluso es frecuente que en el resto de sus relaciones sociales sean amables y respetuosos. Por lo tanto, la cuestión no es que no puedan controlar su ira, sino que deciden descargarla agrediendo a las mujeres sobre las que se sienten con derecho a actuar así.
Todas las personas, en ciertos momentos, sentimos rabia y frustración en nuestras relaciones con los demás, sin embargo nuestros valores y el respeto hacia los demás nos conducen a canalizar y descargar ese malestar sin agredir.

“Un hombre tiene derecho a tener relaciones sexuales cuando lo desee”
FALSO. Cualquier tipo de relaciones sexuales forzadas o bajo coacción son abusos sexuales, y si hay penetración es una violación. No importa si es la pareja o el marido, una violación es un delito.

"Los hombres que abusan de sus parejas, también fueron maltratados en su infancia"

FALSO. Diferentes investigaciones relacionan haber sido testigos de violencia en la familia de origen con los roles de víctima y agresor que se establecen en las parejas, asumiendo que la violencia se transmite de generación en generación. Sin embargo la relación entre estas dos cuestiones no es la de causa-efecto; no todos los hombres que maltratan a sus parejas han sido testigos de violencia o han sido también maltratados, ni tampoco todos los hombres que han sido testigos de violencia o han sido también maltratados maltratan a sus parejas.

Frases absurdas:
.“Es que tiene un caracter explosivo, además, está muy estresado y perdió el control”.
“¿Por qué se porta así?, ¿Tendrá algún problema que no me dice?"
“¿Tendrá razón y me estaré volviendo loca?”
“Tan malo no debe de ser, cuando llevan tantos años juntos”.

Estos mitos producen una inhibición de la ayuda social que reciben las mujeres víctimas de la violencia de género. El entorno social (vecinos, amigos, familia), en ocasiones, no apoya a la víctima, justifica la agresión e incluso pone en duda la inocencia de la agredida.

Para una víctima de la violencia de género, es difícil reconocer el problema y más aún, pedir ayuda. El proceso que les lleva a tomar esta decisión, no es sencillo y por eso, es importante, ofrecerle apoyo en todo momento. El mito de que “Esto sólo le pasa a cierto tipo de mujeres”, hace que a determinadas víctimas  les sea más difícil identificarse como maltratadas o receptoras de la violencia de género. La mujer piensa que esto no le puede ocurrir a ella y se siente fracasada como esposa por no saber complacer a su marido.

El sentimiento de culpabilidad, los sentimientos de vergüenza y la creencia de que si la pareja no funciona y sus maridos las tratan mal es porque han fracasado, dificulta la búsqueda de ayuda. Esto motiva que a pesar de los malos tratos, las mujeres intenten “cambiar al hombre” y no lo denuncien durante mucho tiempo. Como consecuencia, las agresiones cada vez son más intensas y frecuentes y las consecuencias sobre la mujer más devastadoras.

No podemos afirmar que “se exagera la realidad”.
Más del 70% de las mujeres en el mundo han sufrido violencia por parte de sus parejas o ex parejas, y eso es un indicador de una escalofriante realidad...no de falsas creencias, estereotipos o mentiras absurdas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

¡No te pierdas esta historia!

¡No te pierdas esta historia!
Paga por PayPal y en efectivo por OXXO

¿DIVORCIO A LA VISTA? ¡PREPÁRATE!

Nuestro perfil en Facebook

Nuestro perfil en Facebook
Noticias y Actualizaciones diariamente

Dale LIKE y ÚNETE

Dale LIKE y ÚNETE
Fan Page

Visita el blog Crisálida, una esperanza perenne...

Visita el blog Crisálida, una esperanza perenne...
Con más artículos informativos

GUATEMALA: ¡DENUNCIA!

ARGENTINA

CHILE

URUGUAY

ESPAÑA

No lo maquilles!

Cristina Siekavizza (Reportaje sobre su desaparición)

Mindy Rodas: ejemplo brutal de violencia contra la mujer

TWITTER

Artículo en Mujeres Publimetro

Mi colaboración en Mujer Af

Google+ Badge