visita

MUJER SIN CADENAS es un blog de "Crisálida Perenne", que es una marca registrada de acuerdo a las leyes mexicanas.

México

México

MUJER SIN CADENAS: 2o. lugar Categoría Gráficos del Premio Mujer y Publicidad 2011

AVISO IMPORTANTE

AVISO IMPORTANTE

Página Web Crisálida Perenne

jueves, 20 de marzo de 2014

Como una flor en la adversidad: Algunas reflexiones y enseñanzas de mi madre





"Siempre con la cabeza en alto", "La vida es lo más bello y maravilloso que hay", "Pase lo que pase, la vida sigue", "Sean fuertes ante los problemas, no dejen que nada las derrumbe", "Siempre será mejor pensar positivo y no ser derrotistas"... son solo algunas enseñanzas que reflejan la esencia de una de las mujeres que han marcado mi existencia y, por cierto,  la más importante: mi madre. 

Mi madre, es un mujer que sobrepasa los 70 años y cuenta con virtudes, defectos, capacidades y limitaciones, lo que la ha llevado a tener aciertos y también a cometer errores,  pero siempre ha aprendido de todo lo que le acontece y siempre está dispuesta (aún hoy en día) a mejorar como persona y como ser humano.

Es una mujer llena de fortaleza que, a pesar de las muchas adversidades que la vida ha interpuesto en su camino, siempre las ha enfrentado con valor, optimismo  y, sobre todo,  con una  fe inquebrantable. Invariablemente,  ha sabido mantenerse como un roble ante cualquier situación, por muy fuerte que ésta haya sido, siendo un pilar para quienes la rodeamos. Y no solo eso, sino que además agradece cada una de las "pruebas" que la vida le ha puesto enfrente. A nosotras, sus hijas,  no solo nos ha enseñado las cosas importantes de la vida a través de frases o palabras, sino más bien, su ejemplo ha sido la forma en que hemos aprendido a valorar y a respetar la vida, el entorno que nos rodea y, principalmente,  a nosotras mismas.

Considero que la característica que define mejor a  mi madre, es su enorme capacidad de amar, así como su férrea constancia para transmitir sus sentimientos y emociones a los demás, pero además, cuenta con una increíble forma de ver la vida y con  una fuerza interior  determinante, derivada del cúmulo de experiencias que ha vivido, gozado y padecido a lo largo de su existencia.  Aunque siendo franca, lo que más admiro en ella, es su maravillosa habilidad para  adaptarse a las diferentes etapas de la vida,  sin perder su verdadera esencia y, mucho menos, su dignidad.

Ella es un  claro ejemplo de lo que es una mujer resiliente. Es como una flor que brotó, floreció y se emancipó en medio de la adversidad. Sí, así es mi madre, tal y como muchas otras mujeres, madres, hijas o hermanas que, incansablemente,  resurgen una y otra vez con mayor fuerza, después de librar cientos de embates y batallas... Ella es como todas esas mujeres que a pesar de los obstáculos, carencias y de un sinfín de complicaciones y de circunstancias inevitables, nunca pierden la fe, la esperanza, el optimismo ni la entereza.

Y precisamente,  esa combinación de valores y sentimientos,  han sido fundamentales en su filosofía de vida. Pero ¿qué es FILOSOFÍA?   Básicamente, es la manera particular de ver y entender la vida, es reflexionar  y comprender todos los aspectos de la existencia, según la ideología de cada quien. La filosofía nos acerca a descifrar, con nuestros propios conocimientos y experiencias, el enigma de la vida, del amor, de los sentimientos y emociones (buenos y malos), de lo que sucede en el mundo, así como de todo lo que nos rodea. Y precisamente por eso, en esta ocasión quiero presentarles en este breve artículo, la filosofía particular de la mujer que  me dio la vida, y a quien tengo el honor de llamar madre.

El motivo principal de esta nota es rendirle una especie de pequeño homenaje,  ya que en los próximos días tendremos el gusto, quienes la queremos, de festejar su cumpleaños número 77. Pero además de ofrecerle un merecido tributo por el motivo antes mencionado, debo confesar que desde hace tiempo he tenido la ilusión de compartir con ustedes, las seguidoras de este espacio, algunas de las reflexiones y pensamientos de la misma  mujer que nos ha llenado de ejemplos, enseñanzas y de inspiración. 

Confieso que casi siempre he tratado de emular muchos de los atributos que mi madre posee... a veces he logrado conseguirlo, y cuando no, intento seguir trabajando en ello. Sin embargo, debo  ser sincera y reconocer que no siempre comulgo con todas sus ideas o creencias, así que en ciertas ocasiones, también hemos diferido con respecto a determinados temas. Y eso también es válido, pues tener distintas opiniones o percepciones acerca del mundo y de la vida misma, es sinónimo de diversidad y de libertad. No obstante, siempre hemos tenido la voluntad, la sabiduría y el amor suficientes para entendernos y aceptarnos tal y como somos, y eso es otra de las cosas que debo agradecerle. 

En resumen, hablar de mi madre es hablar de fortaleza, de tolerancia, de respeto, de perseverancia, de valores y principios como la lealtad, la generosidad, el perdón, la justicia, la dignidad, la confianza, la solidaridad, la fe y el amor, sobre todo, el amor que profesa por sus tres hijas. Por eso,  hoy deseo compartir con ustedes algunos de sus pensamientos y reflexiones sobre la vida, pues muchas de sus ideas, pensamientos y enseñanzas han influido no solo en nosotras, sus hijas, sino en todas las personas que la conocen y que la rodean.  Lo justo es exponer con sus propias palabras algunas de sus ideas y convicciones, por lo que a continuación presentaré varias de ellas, las cuales fueron obtenidas de dos formas: primeramente, de mi memoria y, además, de algunas  publicaciones que ella misma acostumbra compartir a través del muro de su red social y en su blog. 

IMPORTANTE: 
Mami, perdona por compartir sin tu permiso las frases que se incluyen en este post (nunca lo hago así),  pero mi interés primordial es exponer  tu maravillosa ideología que tú misma compartes en tus espacios.


ALGUNAS REFLEXIONES DE MI MADRE

No busques fuera lo que llevas dentro. Busca dentro de ti, es el lugar ideal para encontrar el mejor amor.
Gozo cada segundo, como un sorbo, los momentos que la vida me ofrece y con los cuales soy feliz.
Vivamos, amemos, escuchemos, hablemos....seamos las mejores personas que podamos, sin menospreciar ni ofender a nadie, es Ley de Vida.
Para cada uno de nosotros el significado de "ÉXITO" es muy personal, así que al final del camino sabremos si lo logramos o no.
Nadie tiene derecho a decidir por nosotras, es un derecho que ya hemos ganado.
Siempre he creído que para cambiar algo, todos debemos cooperar con nuestro granito de arena.
Creo en una idea sana de vivir en compañía, sin dependencias, y sin dañar a nadie, siempre que nos haga sentir contentos la compañía, pero cuando sea imprescindible estar solos,  también debemos estar felices, pues tenemos  nuestra compañía, y de esa manera nunca estaremos en soledad.
Con una mirada podemos acariciar, comprender o despreciar a alguien.
Demos un giro de los grados que sean necesarios para seguir nuestro camino en la dirección que nos guíe nuestra intuición.
A todos nos gusta que se dirijan a nosotros con respeto, y de igual forma hay que hacerlo con  los demás. Pensemos en NO hacer a los demás lo que NO queremos que nos hagan. Así de sencillo y llevaremos la fiesta en paz.
En algunas ocasiones nos volvemos muy desagradables porque  hablamos a la ligera. No juzguemos prontamente, movamos nuestra lengua solo para decir cosas agradables a los demás, es muy importante.  Herir y juzgar, solo lastima nuestro entorno, así que a veces es mejor callar que hablar sandeces.
Es nuestra ACTITUD la que determina la clase de vida que queremos llevar. Nuestra ACTITUD es la cara que damos ante los problemas de la vida. ¿Ganaremos algo siendo negativos o preferimos dar nuestra mejor cara a todo, con la confianza clara que todo se va a resolver? Al pensar positivamente estaremos rodeados del afecto de nuestro entorno. Hagamos la prueba y estaremos en paz.
No existe persona perfecta, si así fuere, yo no estaría en este mundo.
Más vale que las cosas que pasen en la vida nos vayan sorprendiendo...sería terrible saber lo que va a pasar. De eso no se trata la vida.
Es nuestro mayor anhelo, que todos los problemas y desencantos de la vida nos hagan más fuertes.
A lo largo de mi vida he encontrado personas que piensan de distintas formas y sé que de eso se trata la vida y respeto  la variedad de ideas que existen, positivas o negativas, pues es problema de cada uno pensar y sentir como cada quién escoja.
Guardo un gran amor y agradecimiento a las dos mujeres que me enseñaron el valor, amor y coraje para enfrentar la vida, cada una desde su perspectiva. Una,  con la fuerza de sus creencias en Dios, y la segunda, además, con el temple necesario para enfrentar los embates de la vida. Mi Abuela y mi Madre respectivamente.
Lo mejor que nos puede pasar es tener el talento para saborear la vida en todo lo que hagamos.
Las palabras de reconocimiento, amor y comprensión dan como resultado que la otra persona reaccione favorablemente. Esa es una de las llaves para que permanezca en nuestras vidas el sentido del buen vivir, debemos formar un entorno agradable para todos, sobre todo, para nuestros amados hijos.
Indiferencia es sinónimo de soledad. ¡Qué terrible situación!
Entendamos que no debemos querer solucionar nuestros problemas imitando a los demás, ya que cada uno de nosotros tenemos la responsabilidad de trazar nuestro camino y pensar la mejor forma para resolverlos; ya que todo es personal.
En ocasiones, las lágrimas son inevitables porque como seres humanos somos débiles, pero llega el momento en cual debemos  entender que la fortaleza, la entereza, la fe y el amor, son los únicos valores que nos salvarán de tanto temor.
De lengua nos comemos un plato, dice un dicho, aunque lo difícil es cumplirlo. Por más que hablemos, lo que importa son nuestros actos... he ahí el problema.
En los momentos difíciles, de dolor, nos volvemos muy débiles y, en ocasiones, tenemos la gran necesidad de confiar en alguien (que creemos que es una tumba respecto a que nunca va a tener la necesidad de pasarlo de boca en boca), ya que es nuestro secreto, nuestra intimidad. Pero debemos pensar que como humanos es muy difícil encontrar personas que así lo tomen. Por eso es mejor que no contemos nuestras cosas a nadie para no ponerlos en esa encrucijada. Si no queremos ser presos de nadie, seamos más inteligentes, callados y encomendémonos a nuestro buen juicio. 
Nunca debemos poner a nuestros hijos en evidencia delante de la gente, porque en realidad ¿a quién le importa? Es algo tan grande el amor y el respeto, que si les hacemos eso a nuestros hijos la mala onda somos nosotras. El hijo nunca  va a olvidar la pena por la que lo hicimos pasar, y se puede llenar de resentimiento o  puede volverse un niño rebelde. De cualquier forma, no los lastimemos. Hablemos con ellos a solas, es lo más sano.
... Y así nos pasamos el tiempo, se nos resuelve un problema y debemos continuar siendo fuertes, ya  que seguirán llegando a lo largo de la vida, uno tras otro. La fe es lo único que nos sostiene siempre.
Vivirla, gozarla, sufrirla: todo un abanico de situaciones de las que se compone la vida. Aún así, siempre vale la pena vivirla.
No necesitamos aparentar nada en la vida ya que, tarde o temprano, lo que nos delata es el comportamiento que mostramos, esa es nuestra firma cada vez que actuamos. Por eso se dice que la vida es como un espejo, así que tengamos precaución con nuestros actos.
La valentía es el resultado de la Fe que cada uno tiene en lo que quiera creer.
Lo más importante es no defraudarnos a nosotros mismos. 
Igualdad de Género, Respeto, No a la Violencia en ninguna de sus presentaciones, No al abuso y todo lo que conlleva para vivir una vida justa en todos los aspectos. No es una petición,  es una obligación.
Es un orgullo y una responsabilidad muy grande el haber nacido Mujer, por todo lo que conlleva. Es un abanico de sentimientos, amores, obligaciones, responsabilidades, pero el gran sentimiento de amor con el que hemos sido dotadas, podemos luchar diariamente por hacer nuestro mejor papel en todos los ámbitos donde nos desenvolvemos en cada etapa de nuestras vidas.
Aunque en ocasiones nos sea difícil, debemos darnos tiempo de vez en cuando para pensar...es indispensable para alimentar nuestro ser interior. 
Cada uno de nosotros tenemos algo especial, así que no es preciso ser como los demás. Somos únicos e irrepetibles. Todo debe empezar por cada uno de nosotros, así que tratemos de ser mejores personas.
Debemos vivir plenamente sin estar pensando en la vejez constantemente, aunque sabemos que a todos nos ha de llegar. Hacernos viejos no quiere decir hacernos aburridos, enojones, egoístas y mala leche. Es procurar no perder la frescura, el amor, la empatía, la dignidad, la paciencia y la comprensión para todos. Es tratar de seguir guardando nuestra libertad, y de esa manera, brindarla a nuestros hijos para que regresen a nosotros complacidos y con ganas de pasar unos momentos en nuestra compañía.
Si en tu vida hay amor, eso puede compensar muchas cosas de las que careces.
Debemos poner mucho interés, amor, comprensión paciencia, tolerancia y todos los elementos necesarios e indispensables  para conservar una relación. Muchas veces resulta muy difícil y en ocasiones no se puede. Yo me pregunto: ¿Porqué fracasa una pareja?, ¿Es una pena o una liberación cuando se deshace una relación? Cada quién tiene la respuesta a estas preguntas. Cada quien tiene el derecho de opinar según su propia experiencia.
No me lamento por envejecer, solo le pido a Dios fortaleza, entereza y, sobre todo, seguir sintiendo el amor tan grande por todos los míos.
A través del tiempo he aprendido a respetarme. El precio ha sido alto, pero ha valido la pena, ya que la vida es un aprendizaje constante. Empieza a amar, respetar y confiar en ti misma en este momento, y nunca te detengas. ¡Tú te lo mereces!
Recuerdo que desde pequeña expresaba mis más duras emociones con llanto. Me salía del alma y de esa manera me reconfortaba mucho y así pasé muchos años. Actualmente ya no puedo hacerlo, o sea que aguanto más los embates de la vida o los manifiesto de otra forma... tal vez ya maduré. Pero reconozco que esa época la extraño,  porque dentro de todo, esa era "yo" sin disimulos.
En cada momento vivido se va una parte de nuestro tiempo en este mundo, motivo por el cual tenemos que vivirlo y gozar al máximo cada instante. La vida es un misterioso y valioso regalo de Dios, el cual es muy importante aquilatar, sin desperdiciar ni guardar para después, sino aprovechar y gozarlo al máximo en todo  momento.
 ---------------------------------------
Por último compartiré una hermosa reflexión escrita por ella y que refleja de forma clara el sentir y el pensar que la han caracterizado por siempre...  ¡Mami, qué grandeza de inspiración!

Gracias a Dios por Todo 
Gracias Señor por la vida, por la de mis hijitas, la de mis nietecitos, por la salud, por tantos momentos felices que me brindas en compañía de mi familia. 
Gracias por el diario despertar y hasta que tú lo decidas. 
Gracias por las experiencias en situaciones difíciles, pues gracias a ellas trato de aprender a inclinarme y arrodillarme para seguir dándote las gracias por todo. 
Siempre he pensado que soy una persona privilegiada porque estoy rodeada por el amor y comprensión de cada una de mis hijas. 
Sabes, mi Dios, que estoy consciente de tener  más de lo que merezco y, por lo tanto, a pesar de mis miles de errores, trato de seguir dándote las gracias por todo hasta el último suspiro. 
Sé también que cada una de mis hijas ha diseñado sus alas para volar tan lejos como se los permita el tamaño de sus ilusiones, lo único que he podido hacer es tratar de no estorbarles en el momento preciso que cada una ha escogido para emprender el vuelo. Lo que no deja de maravillarme es la bendición que has derramado en mí para que, estén donde estén siempre, ellas guarden en su corazón un recuerdo para mi. Eso ha hecho que podamos seguir comunicándonos de la manera en que lo hacemos. 
Soy rica en afectos...para mí eso es lo más importante, ya que lo material es insignificante junto a ello. 
Permite, mi Dios, que cada una de mis hijas y nietecitos sigan su camino, que no se aparten de ti y que los cubras con tu manto precioso, no porque yo lo merezca, sino por la sangre preciosa que Jesús derramó en la Cruz por nosotros los pecadores. 
Gracias por permitirme ver otro año más y gozar de la presencia de mis hijitas. 
Gracias por la luz en la senda por la que camino. 
Permite que a pesar de todo siga dándote gracias por todo, aún por lo no tan bueno que me pase, pues tengo tantos años de bendiciones recibidas que lo único que tengo que hacer es agradecer y no pedir más. 
Paz, amor, salud, tolerancia, paciencia para cada uno de los miembros de la familia, pero sobre todo, Señor, ayúdanos a ¡Perdonar para que seamos perdonados!
M. De la Vega 



MUJER:
No tengo más comentarios, solo agradecer eternamente la presencia de mi madre en cada momento de mi vida, bueno, malo, regular, pero siempre juntas... 

Mami, gracias por todo  y...  ¡FELIZ CUMPLEAÑOS!



Fuentes:
Facebook
http://laluchadezafiro.blogspot.mx/

((()))

¡No te pierdas esta historia!

¡No te pierdas esta historia!
Paga por PayPal y en efectivo por OXXO

¿DIVORCIO A LA VISTA? ¡PREPÁRATE!

Nuestro perfil en Facebook

Nuestro perfil en Facebook
Noticias y Actualizaciones diariamente

Dale LIKE y ÚNETE

Dale LIKE y ÚNETE
Fan Page

Visita el blog Crisálida, una esperanza perenne...

Visita el blog Crisálida, una esperanza perenne...
Con más artículos informativos

GUATEMALA: ¡DENUNCIA!

ARGENTINA

CHILE

URUGUAY

ESPAÑA

No lo maquilles!

Cristina Siekavizza (Reportaje sobre su desaparición)

Mindy Rodas: ejemplo brutal de violencia contra la mujer

TWITTER

Artículo en Mujeres Publimetro

Mi colaboración en Mujer Af

Google+ Badge