AVISO IMPORTANTE

AVISO IMPORTANTE

Página Web Crisálida Perenne

lunes, 18 de noviembre de 2013

MUJER Y DINERO: ¿Por qué las mujeres tienen dos días para ellas? Parte 1



La mujer es la última colonia que aún no ha conseguido su liberación


“¿Por qué las mujeres tienen dos días para ellas, maestra?” me preguntó, hace pocos días, un chiquillo de primero de secundaria, como reclamándome algo que yo hubiese decretado. 


Esta pregunta hacía referencia tanto al ya cercano 25 de noviembre – día de la no violencia hacia las mujeres – como al 8 de marzo… por un par de segundos me quedé sin habla pues, tenía tanto qué decirle como respuesta que, me quedé muda, después de unos momentos, sólo atiné a decirle: “porque todos los demás días del año, son días de los hombres” y seguí con mi clase.


No obstante, la pregunta se me quedó dando vueltas en la mente, atosigándome y obligándome a ensayar una respuesta más atinada (“¿No dices que eres feminista, Mercedes?” “¿Por qué no supiste cómo contestarle certeramente?” “¿No defiendes la idea de que la educación debe tener un enfoque de género?” “¡La duda salió de un estudiante: era tu oportunidad!” “¿No que muy muy?”)


Por otro lado, con tristeza, me di cuenta que de muy poco han servido, hasta ahora, los promocionales y programas que aparecen cuando se acercan el 25 de noviembre o el 8 de marzo, pues son, en su mayoría, evocaciones vacuas, para salir en la foto, conmemoraciones de forma pero sin fondo, políticamente correctas que, tan pronto pasa la fecha, se echan al olvido…hasta nuevo aviso.


Mientras tanto, las mujeres de carne y hueso seguimos viviendo las consecuencias de nuestras sociedades misóginas y violentas (lo reconozcan o no); mientras tanto seguimos padeciendo la negligencia de un sistema de justicia que dice defendernos y fanfarronea con que ha ratificado su adhesión a la CEDAW que es la convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer y bla, bla, bla, en tanto que las mujeres reales, seguimos padeciendo todo tipo de violación a nuestros derechos y miles de mujeres siguen muriendo a manos de sus parejas, de proxenetas que las secuestran y las esclavizan y nadie dice nada, todo lo cual es un claro ejemplo de violencia institucional. 

Por todo eso me quedé con la espinita de cómo sembrar la semilla de la equidad de género en ese chiquillo que me hizo aquella pregunta, así que, en estas dos entregas, conmemoraré el día de la no violencia hacia las mujeres, tratando de dar una explicación mínimamente convincente de por qué las mujeres nos merecemos – por ahora – dos días enteritos no para conmemorar estáticamente, protocolariamente una fecha que a mucha, muchísima gente no le dice nada porque cree que no tiene nada que ver con ella, sino una fecha para pensar en y analizar nuestra situación, para buscar estrategias con el fin de cambiarla de fondo sin los constantes “un-paso-para-adelante-y-tres-para-atrás” porque el patriarcado no se va a dejar así como así y siempre inventa artimañas para echar abajo lo que se construye en nuestro beneficio. 


¿Cómo explicarle a un chavito de 13 años de cuántas formas las mujeres han – hemos – sido borradas, ignoradas, violentadas, olvidadas, robadas, defraudadas?…


¿Cómo hacerlo consciente de unas realidad que nos envuelve a tod@s y de tan presente, ya no la percibimos? 


¿Cómo enfrentarles, así, en frío, a lo que seguramente algún@s vivirán en sus casas pero que ni idea tienen de que es abuso: sólo saben que los asusta y les hace sufrir?


Cierto es que cada vez que hacen “bromas” entre chicos o, abiertamente se insultan llamándose “nena” yo lo hago notar y, en ocasiones, hasta les reprendo preguntándoles qué hay de ofensivo y humillante en comparar a un chico con una mujer. Se quedan, la mayoría de las veces, sin saber qué decir pues jamás se lo habían preguntado. Lo más llamativo es la cara de sorpresa de las niñas: la cara de ¡es verdad!


No voy a abundar en el relato de las causas del brutal asesinato de las tres hermanas Mirabal – las mariposas – un 25 de noviembre de 1960 como el origen del día de la no violencia hacia las mujeres; te dejo un enlace para que veas sus historias y el origen de esta conmemoración. http://www.youtube.com/watch?v=_NOKQy0ijQg


Tampoco voy definir, nuevamente, los varios tipos de violencia pues hay mucha información al respecto en esta importante página Crisálida Perenne, no obstante, dado que el título de esta columna es Mujer y Dinero, me concentraré en dos tipos de violencia: económica y patrimonial pues de ellas se derivan muchos otros tipos de violencia que dejan a las mujeres en un grave estado de indefensión. Debido a ellas, muchas, muchísimas mujeres no salen de relaciones de pareja que las mantienen viviendo en una situación de constante terror. 


LA VIOLENCIA ECONÓMICA
El abuso económico no es inofensivo, es una agresión que transgrede el derecho fundamental a la subsistencia, el cual, toda mujer debería gozar plena y dignamente.


La violencia económica es una forma de violencia doméstica, donde el abusador controla todo lo que ingresa sin importarle quién lo haya ganado, manipula el dinero, dirige, y es el dueño absoluto de todos los bienes. Es un delito que afecta a numerosas mujeres y a sus hijos, y es el segundo tipo de agresión que padecen las mujeres, después de la violencia emocional.


El agresor puede incidir de dos formas frente a su pareja:

1. Él es el proveedor por excelencia. En la casa no falta nada, el refrigerador lleno, todos los servicios pagados... pero TODO es de él. Controla cada peso, supervisa todo lo que gasta la mujer, no le da efectivo (todo es con tarjeta, pues así vigila y controla los gastos), y amenaza con quitarle todo, hasta con quedarse con los hijos.


2. Es aquel agresor que "vive de su mujer", pero a pesar de que ella mantiene el hogar, éste se atribuye la postura de manejar todo el patrimonio como si fuera el dueño absoluto, y de esa forma, fiscaliza y supervisa todos los gastos, ingresos y demás decisiones. El agresor actúa de una manera muy sutil: dice que no tiene dinero, que tiene que ayudar a su madre, que le robaron la cartera, que le bajaron el sueldo (nunca dice cuánto gana), algunos incluso tienen sus cuentas y bienes a nombre de otros.


Es la peor forma de violencia que sufren ahora mismo las mujeres por dos razones:


1. Porque supone en sí una importante causa de muerte y de sufrimiento. Baste repasar la diferencia entre la esperanza media de vida de las mujeres de los países desarrollados--con Japón y España a la cabeza, por cierto--- y las de los países del Tercer Mundo. Un escalafón de 40 años, atravesado por esa terrible incertidumbre que rodea aún allí cada embarazo, cada parto, cada puerperio, la infancia de cada hijo que no se sabe si sobrevivirá. 


2. Porque es  la pobreza la que les impide escapar de otras formas de violencia, les hace vulnerables, les sujeta a ellas; al desgarro familiar y la sumisión forzada de la emigración económica; al peligro de convertirse en mano de obra barata, y con frecuencia despreciada, en las empresas de tráfico ilegal de droga; a la violencia extrema de la prostitución, del turismo sexual, de la migración ilegal y forzada como simple materia prima de los negocios pornográficos. (Fuente: http://mujerensulugar.blogspot.mx/2010/12/ejemplos-del-tipo-de-violencia.html)


Este tipo de violencia se dirige a ocasionar un menoscabo en los recursos económicos o patrimoniales de la mujer, a través de:


a) La perturbación de la posesión, tenencia o propiedad de sus bienes


b) La pérdida, sustracción, destrucción, retención o distracción indebida de objetos, instrumentos de trabajo, documentos personales, bienes, valores y derechos patrimoniales


c) La limitación de los recursos económicos destinados a satisfacer sus necesidades o privación de los medios indispensables para vivir una vida digna


d) La limitación o control de sus ingresos, así como la percepción de un salario menor por igual tarea, dentro de un mismo lugar de trabajo.


VIOLENCIA PATRIMONIAL
Toda acción u omisión que con ilegitimidad manifiesta implique daño, pérdida, transformación, sustracción, destrucción, distracción, ocultamiento o retención de bienes, instrumentos de trabajo, documentos o recursos económicos, destinada a coaccionar la autodeterminación de otra persona. Si bien constituye típicamente una forma de violencia contra adultos, pueden verificarse situaciones de violencia patrimonial contra adolescentes, que coincidan con la definición de la Ley. En el caso de niños, la violencia patrimonial se verifica cuando existe apropiación o manejo inadecuado de bienes; prestaciones monetarias o en especie, pertenecientes al niño, susceptibles de estimación económica, por integrantes de la familia, otros legalmente asimilados a ella, u otros autorizados." Fuente: Informe SIPIAV 2007


Ejemplos cotidianos 


1. Se puede ejercer por medio del robo

2. Del fraude al hacerte firmar a la mujer documentos mediante engaños o al falsificar su firma.

3. Por la destrucción de objetos que pertenecen a la mujer.

4. Quitarle las herencias recibidas o su salario.

5. Robarle objetos personales o bienes inmuebles.

6. Vender sus objetos personales o bienes sin su consentimiento 

7. Esconderle su correspondencia o documentos personales.

8. Poner los bienes a nombre de terceros, etc. 

9. Cuando no es de común acuerdo a nombre de quién figuren impuestos, gas, luz, teléfono, tv por cable, internet, y cualquier tipo de servicio para la casa.

10. Cuando las tarjetas de crédito, cuentas bancarias, chequeras, hipotecas, etc., lo que fuera en el ámbito bancario, comercial, financiero o con cualquier otro, figures tú como responsable cuando no tienes un trabajo que avale dichos compromisos y él utiliza todos éstos servicios, y también tome decisiones sin consultarte o bien te induzca o se aproveche de ti porque lo quieres y crees en él, a realizar distintos movimientos financieros. Fíjate bien cada vez que hagas algo que tú estés segura y puedas hacerte cargo de ello.

11. Cuando no sabes exactamente de dónde viene el dinero que trae tu pareja y al preguntarle, se enoja, o te trata de forma despectiva haciéndote sentir menos que él porque no traes tú el dinero a la casa. Si te quedas en la comodidad de recibir su dinero sin prestar atención, hazte cargo más adelante

12. Cuando no puedes ver con claridad de qué trabaja y al momento de preguntarle, te responde con evasivas sin una explicación lógica o bien te dice que no te incumbe. Ponte en campaña de saberlo

13. Cuando no tienes idea de cuánto dinero gana por semana, quincena o mes. Y no le importa compartirlo contigo.

14. Cuando tiene el manejo absoluto del dinero y al pedirle te dice:
a) que no tiene (al margen de que puede ser cierto, no le creemos justamente porque nunca sabemos lo que hace y cuánto gana).
b) cuando siempre lo más importante son sus actividades, sus salidas, sus compras 


15. Cuando tiene tus documentos personales como, pasaporte, acta de nacimiento, en sus manos y se niega a entregártelos.


16. Cuando se apodera de: 
a) alguna herramienta de trabajo,
b) alguna mercadería (tu trabajo), 
c) algún proyecto o carpeta de trabajo,
d) Cuando tienes la necesidad de revisarle los bolsillos y la billetera…piensa, realmente por qué lo haces, no se muestra sincero contigo


17. Cuando el o los vehículos de la familia tampoco están a nombre de ambos.


18. Cuando el dinero que ingresa a la casa lo ganas tú y él decide.


19. Cuando "te sorprende" con la compra de "algo" sin haberte consultado y no te da explicaciones al respecto. Pues, si te cree incapaz de conocer o compartir sobre los movimientos del dinero de la pareja, no es tu compañero. 



En no pocas ocasiones, las personas dicen “no se va porque la mantienen y no tiene que trabajar ni hacer nada”, lo que muestra una gran ignorancia con respecto a esta terrible realidad que viven millones de mujeres y ni lo imaginamos; mujeres que aparentemente son parte de relaciones sólidas donde reina el respeto pero que, en realidad, lo que hay es un miedo que las atenaza y las paraliza. Son mujeres que, al haber sido violentadas de muchas maneras, no se creen capaces de salir adelante por sí mismas: el miedo al hambre y la pobreza extrema – no se equivocan – las mantiene quietas donde están. Es, por otro lado, una forma de proteger a sus hijos al asegurarles el sustento que ellas se creen incapaces de darles.



Efectos de la dependencia económica 
Por lo general el abuso económico es desconocido por la mujer, quien lo descubre cuando se expresa mediante actos de violencia física. Uno de sus efectos son las relaciones de dependencia que se establecen entre la mujer y su proveedor económico. Si además de la violencia económica, la mujer es víctima de otros tipos de violencia, puede ser más difícil tomar la decisión de denunciar o abandonar a su pareja. 


Tiene serias repercusiones sobre la autoestima y el empoderamiento de las mujeres. Muchas mujeres se convierten en mendigas en sus propios hogares, al tener que estar pidiendo dinero para cubrir las necesidades básicas de la familia y ni hablar de sus necesidades personales. Cuando las mujeres se ven obligadas a asumir solas el cuidado y mantenimiento de los hijos debido a la irresponsabilidad de los padres, se vuelven más vulnerables a caer en la pobreza extrema, pues la mayoría no tienen empleo ni cuentan con otra fuente de ingresos 


¿Qué hacer? 
1. Reconocer la situación. 

2. En la mayoría de los casos, las mujeres piensan que son incapaces de salir adelante solas y terminan supeditadas a la autoridad masculina. 


3. Deben valorizarse, creer en ellas mismas y convencerse de que pueden obtener sus propios ingresos. 


Prevención. Seguir creyendo que el dinero lo gana y lo administra el marido, y que la mujer debe acatar las decisiones impuestas por el varón, equivale a fomentar violencia, dependencia y abuso. 


1. Animar a las mujeres jóvenes a ser económicamente independientes, es darles herramientas para evitar que sean víctimas de violencia de género. Es el mejor regalo que puede hacerse a una mujer. 


2. Educar a los varones para entender que una pareja sana comparte la administración de los recursos con equidad y equilibrio. 


3. Se necesita generar una cultura donde se valore el trabajo de la mujer – tanto el productivo como el reproductivo - como digno y con igualdad. 



Una mujer que no tiene independencia económica está a merced de su verdugo, quien logra manipularla para ejercer sobre ella el poder que el dinero le otorga.


La violencia económica debe ser denunciada como los otros tipos de violencia que afectan la integridad de las mujeres y esto lo harán más y más las mujeres que entiendan que el dinero dentro de una relación de pareja es un asunto de dos; que el dinero generado dentro de la relación les pertenece por derecho a ellas también tanto como a ellos; que la riqueza que se genere dentro de la relación es también de ellas pues, aunque no tengan un trabajo remunerado, su trabajo dentro de casa – ya lo hemos visto bastante – ayuda a crear riqueza. 


Que no deben dejar que otras personas manejen sus recursos pues son estos la llave que les abrirá la puerta en caso de que la relación sea destructiva; de otro modo, se quedarán atrapadas en ella.


Las leyes tipifican la violencia económica y patrimonial como un tipo de agresión intrafamiliar... es un maltrato igual que los demás. Infórmate y defiéndete: no defender tus recursos y no aprender a generarlos y manejarlos como adulta te traerá grandes sufrimientos a ti y a tus hij@s. 


Fuente: revistasoymujer.eu


Lo que se consigue con violencia, sólo se puede mantener con violencia” 
Mahatma Gandhi


La semana siguiente continuaremos con este tema para conmemorar este importante día. 






Te dejo un enlace de una canción relacionada con la violencia hacia las mujeres, cantada por Bebe. 


Un abrazo,

Mercedes



((()))

¡No te pierdas esta historia!

¡No te pierdas esta historia!
Paga por PayPal y en efectivo por OXXO

¿DIVORCIO A LA VISTA? ¡PREPÁRATE!

Nuestro perfil en Facebook

Nuestro perfil en Facebook
Noticias y Actualizaciones diariamente

Dale LIKE y ÚNETE

Dale LIKE y ÚNETE
Fan Page

Visita el blog Crisálida, una esperanza perenne...

Visita el blog Crisálida, una esperanza perenne...
Con más artículos informativos

GUATEMALA: ¡DENUNCIA!

ARGENTINA

CHILE

URUGUAY

ESPAÑA

No lo maquilles!

Cristina Siekavizza (Reportaje sobre su desaparición)

Mindy Rodas: ejemplo brutal de violencia contra la mujer

TWITTER

Artículo en Mujeres Publimetro

Mi colaboración en Mujer Af

Google+ Badge